Etiquetas

• (Csi107) – Reflexionando: ¿Dónde está la literatura epistolar?

Con tanto wassap y chats hemos perdido la magia de las cartas de papel escritas a mano. ¿Dónde está la literatura epistolar? ¿Dónde nuestro corazón? Viajas en el Metro y todos van escribiendo en sus móviles y tablets; la mayoría chatean diálogos intranscendentes con sus amigos y familiares, lo sé, no me refiero a esos; me refiero a los que escriben cartas íntimas, cartas personales sobre asuntos importantes, ya sea de índole profesional o sentimental, cartas en las que el escritor pone su alma, donde se esmera en utilizar un estilo refinado, un estilo incluso literario, donde no es necesario resumir todo un párrafo en unos cuantos caracteres encriptados, …¿qué será de esas letras? Nadie se preocupa en recuperarlas; se pierden en el infinito de la nube de internet… y se olvidan. Nuestros descendientes no tendrán la oportunidad de leer la correspondencia personal e íntima de sus abuelos, ni de los grandes escritores o artistas de otras épocas… Hemos sacrificado la parte más personal e íntima de la literatura, la parte más sincera y real, a cambio de conseguir inmediatez. ¿Realmente es necesario? En un futuro, por ejemplo, los nietos de nuestros tataranietos no podrán leer la correspondencia personal de escritores, científicos, filósofos, artistas… de nuestros días ni posteriores. ¿Por qué? Pues porque todos habrán utilizado internet para escribir su correspondencia y nadie resguardará esas letras. Y lo peor de todo es que a los nietos de nuestros tataranietos no les importará lo más mínimo. Habrá quien diga que el progreso tiene sus sacrificios, que es necesario para conseguir otros adelantos, o que a quién le importa lo que le escribió, hace un montón de años, un tipo a otro tipo… aunque fuesen dos famosos artistas, y ahí es donde está el problema: que la humanidad habrá perdido la capacidad de valorar el alma humana. Porque escribir una carta es mucho más que escribir unas letras: es enviarle un trozo del alma al destinatario. Y eso es importante preservarlo.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportancia

________________________________________

Anuncios