Etiquetas

,

La aventura comienza.

La nave espacial despega rumbo a lo desconocido. La humanidad por fin ha conseguido alcanzar el nivel tecnológico capaz de emprender, con absoluta garantía de éxito, la mayor aventura jamás concebida: explorar el universo en busca de vida, de otros planetas habitables y, quién sabe, de otras especies inteligentes. La tripulación mira por una de las ventanas y contempla la Tierra; vista desde la nave, emana una aureola de belleza y seguridad inigualable. La aventura comienza.cuentos-sin-importancia-96-la-nave-espacial-despega-rumbo-a-lo-desconocido

***

El doctor Frankenstein quiso construir una persona y poder desentrañar, así, nuestra misteriosa alma, mas no ve alma alguna en el ser que ha creado, sólo ve al monstruo; por eso huye de él. El monstruo, sin embargo, sí tiene alma y sentimientos; solo quiere ser aceptado por los demás, pero cuando constata el rechazo de las personas que encuentra por su camino se revela y clama venganza. ¿Por qué juzgamos a los demás tan a la ligera? ¿Por qué perdemos la calma con tanta facilidad y nos dejamos llevar por nuestra rabia, sin pensar dos veces lo que decimos y hacemos, antes de actuar? Quizás porque nuestra alma es así, no lo sé.cuentos-sin-importancia-96-frankenstein

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportancia

________________________________________

Anuncios