Etiquetas

,

• (Csi58) – ¡Donde vamos a ir a parar!

Acabo de realizar mi buena acción del día. Iba paseando por la acera pensando en mis cosas, cuando vi a una venerable anciana que se disponía a cruzar la calle. La elegante mujer miró a derecha e izquierda y comprobó que el único coche que venía estaba a mucha distancia de ella, por lo que se dispuso a cruzar. De repente sucedió lo inesperado: un perro salió corriendo, se cruzó delante del coche, los caballos se asustaron, se desbocaron y echaron a galopar. El chófer era incapaz de frenarlos. De inmediato salí corriendo para socorrer a la señora, pues los caballos se dirigían enloquecidos directos hacia ella. Afortunadamente llegué a tiempo, logré sujetar a la anciana mujer e impedí que el coche de caballos la atropellara. La acompañé a su casa y cuando finalmente dejé a la mujer en el portal, regresé a mis asuntos, pensando: No sé cómo permiten que circulen tantos coches por las calles. Estamos llegando a unos niveles realmente inaguantables. Un día de éstos va a suceder una verdadera desgracia. Espero que en el futuro sean más sensatos y no permitan tanto tráfico. Si no, no sé donde vamos a ir a parar.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportanciaCuentos sin importancia 58 - Donde vamos a ir a parar

________________________________________

Anuncios