Etiquetas

,

• (Csi48) – Cuando escribo (2).

En alguna ocasión me han preguntado si tengo problemas para idear nuevos argumentos para mis relatos y qué hago, en esos momentos, para volver a obtener nuevas tramas. No se lo digas a nadie, pero lo cierto es que, cuando no se me ocurre nada, me voy a mi cuarto, me pongo el pijama, me meto en la cama y apago la luz. No sé por qué será, si será sugestión, o será el silencio, o será mi musa que me inspira, pero siempre ocurre lo mismo. A los pocos minutos mi mente, por sí sola –te aseguro que yo no tengo nada que ver, al menos voluntariamente–, genera nuevas ideas. Tan cierto como te lo estoy contando. Algunas buenas, otras no tanto, pero de todas aprovecho algo: una situación, un personaje, una frase…, incluso una palabra, algo. Cuando eso ocurre tomo mi cuaderno, enciendo la luz, y apunto todo lo que se me acaba de ocurrir. Lo del cuaderno es muy importante, porque si no lo escribo en ese instante, después se me olvida; igual que vino se va. Mi mente es así.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportanciaCuentos sin importancia 48 - Cuando escribo 2

________________________________________

Anuncios