Etiquetas

,

• (Csi45) – Un cargamento especial.

Una mañana soleada de primavera el carguero espacial Athran aterrizó en la ciudad Y’dynia, del planeta Yayv. El capitán dio permiso a los miembros de su tripulación para que visitaran el puerto espacial mientras él preparaba la logística de la nueva carga. Este era el tercer cargamento de la semana. El primero fue de material de construcción para propulsores cuánticos geosíncronos, con destino a la ciudad Adäri del planeta Leköri. El segundo fue de ejemplares de fauna autóctona del planeta Pierdsul: tres antílopes Aldyild de cuello rojo, cinco dinosaurios alados de pico azulfuego y siete grandes felinos diente de sable, con destino a la reserva zoológica del planeta Nyrutu. En el caso actual, la tripulación, incluso el capitán, desconocía cuál era la carga a transportar. No es que le importara mucho saberlo, el capitán no era curioso, pero siempre le gustaba estar al tanto de lo que metía en su magnífica nave, aunque le extrañaba la extrema reserva con la que se estaba procediendo en este caso. Sí sabían, no obstante, el destino. En el recibo que tuvo que firmar ponía: “Cargamento especial. Ciudad Danhatim. Planeta Ghäermos”. Nada más. El capitán se acercó a la zona de carga y observó cómo introducían las cajas en su nave. En total 107 arcones grandes, herméticamente cerrados y numerados.
– Interesante – se dijo.
Una vez cargados, la nave Athran despegó del puerto espacial. Sin embargo, tres horas después, no pudo resistir más la curiosidad. En pleno espacio estelar el capitán abrió el primero de los arcones. Estaba lleno de libros: literatura, historia, ciencia, religión, arte, medicina, filosofía, antropología, astrofísica, robótica… En la documentación que encontró dentro del arcón se informaba que era un cargamento de libros recogidos por varias ONG’s de diversos planetas, para la recién creada biblioteca de la ciudad Danhatim.
– ¿Qué te parece esto, García?
– Quién lo diría, ¿verdad, capitán?
– ¡Y que lo digas!… Ahora comprendo tanto secretismo…, y es que la cultura siempre ha sido considerada subversiva, y más que nunca hoy en día. Parece, sin embargo, que la humanidad aún tenemos alguna esperanza de sobrevivir, ¡eh!… – le respondió con una sonora carcajada.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportancia

• AUDIO:
Este relato, “Un cargamento especial”, fue leído por el actor don José Francisco Díaz-Salado [@LaVozS], en su programa de radio “La Voz Silenciosa”.
Os recomiendo que escuchéis el audio, en:
https://www.youtube.com/watch?v=5q5LU9m6KGE

Cuentos sin importancia 45 - Un cargamento especial

________________________________________

Anuncios