Etiquetas

,

Serie: El fantasma de mi desván.
Día 1:

1. En el rincón más apartado de mi casa vive un fantasma atemorizado por los ratones del desván.
2. Parece que ya no le asustan los ratones. El fantasma se entretiene ahora con los Duendes de Polvo que se agrupan en los rincones.
3. El fantasma se lo está pasando genial con los Duendes de Polvo, pero me están dejando el desván lleno de hollín.
4. Pues no, parece que al fantasma le siguen asustando los ratones del desván. No sé qué hacer. Voy a tener que llevarle a un espiritista.
5. Tenemos cita con la médium el viernes a las 12pm. No puede ser antes porque tiene sesión con el ánima de un tal Manolo.
6. La sesión ha ido genial. El fantasma ya no huye al ver ratones. Incluso conocimos a Manolo. Es un buen tipo, para ser espectro.
7. Por 1ª vez en años el fantasma ha podido dormir a pierna suelta. Bueno, quizás mejor a ectoplasma suelto. ¡Qué descanso! BNoches.

Serie: El fantasma de mi desván.
Día 2:

8. ¡No te puedes imaginar lo difícil que es encontrar al fantasma cuando jugamos al escondite! Él, sin embargo, me encuentra a la 1ª.
9. Cuando Einstein dijo que la máxima velocidad de la materia es la de la luz, no tuvo en cuenta la materia espectral. -me dijo el fantasma.
10. El fantasma me enseña esgrima. Me dice: ¡Intenta matarme!
¡Ya, como si fuera sencillo!, le digo. Y por más que lo intento no lo consigo.
11. -Mi fantasma del desván tiene alergia a la letra F.
-¿Y eso?
-Le recuerda al Fantasma de su padre.
12. Cuando el fantasma se pone estruendoso le digo que se vaya al cementerio, a molestar algún muerto. Ayer se trajo una aparición a cenar.
13. A veces se pone realmente espeluznante. En esos casos no me atrevo ni a mirarle. Además, siempre impresiona hablar con un fantasma.
14. Si quieres que te cuenten un cuento realmente de miedo, le puedo pedir al fantasma que te haga una visita nocturna antes de dormir.
15. Ayer me llevé un susto de muerte. Nunca había visto una risa más pavorosa que la del fantasma al reírse, con su insondable boca.
16. Sin embargo, cuando quiere, el fantasma sabe ser amable y simpático. No sucede muy a menudo, pero, a veces, sucede.
17. Además de los Duendes de Polvo, el fantasma se lleva genial con los Yōkais del Japón: con el malévolo Oni y el travieso Kitsune.
18. No me gusta que salga con sus amigotes espectrales, ¡pero cualquiera le dice nada! Ya os dije que impresiona hablar con un fantasma.
19. Esta noche parece que el fantasma volverá tarde, así que me voy a dormir. Lo bueno es que el ectoplasma no hace ruido. BNoches.

Serie: El fantasma de mi desván.
Día 3:

20. Cuando alguien intenta molestarme le advierto que tengo un fantasma en el desván que come lobos salvajes para desayunar.
21. Sí, ya sé que antes al fantasma le asustaban los ratones del desván, pero no veas lo que ha mejorado desde que visitamos a la médium.
22. El fantasma me presentó las Almas de los 600 Hijos del Rey Sagar de la India. Me puso en un compromiso. Desconozco la etiqueta india.
23. ¡Increíble! Resulta que el fantasma es fan de StarWars. De los Sith, claro. Intento convencerle de las ventajas de ser Jedi.
24. Ayer tuvimos una sesión científica. El fantasma me presentó a Newton, Einstein y Tesla. Aprendí un montón de física electromagnética.
25. El fantasma me enseña a jugar al Go. Por eso ha traído a casa al espíritu del Gran Maestro japonés Shusaku Honinbo. Todo un honor.

________________________________________
Documentación:
• Según la mitología india, las Almas de los 600 Hijos del Rey Sagar vagaron como fantasmas hasta que terminara por completo el ritual que su padre había iniciado.
• Isaac Newton (1643-1727) Físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimista y matemático inglés.
• Albert Einstein (1879-1955) Físico alemán.
• Nikola Tesla (1856-1943) Inventor, ingeniero mecánico, ingeniero electricista y físico serbio.
• Shusaku Honinbo (1829-1862) (n. Kuwabara Torajirō) El mejor jugador del siglo XIX – la “edad de oro” del Go. 7º dan.

Serie: El fantasma de mi desván.
Día 4:

26. Esta mañana, el fantasma me ha llevado a navegar por el Mar del Norte, a conocer a una sirena y a nadar junto a una ballena. ¡Genial!
27. Cuando el fantasma se aburre de asustar, me acompaña a la biblioteca y creamos sesiones de lectura con los personajes de las novelas.
28. Hoy el fantasma me ha llevado de exploración por los mundos mágicos de los libros de mi biblioteca. He conocido al Quijote y a Ahab.
29. Hoy ha sucedido algo que esperaba con impaciencia desde hace tiempo. El fantasma me ha llevado a volar a lomos de un dragón. ¡Alucinante!
30. Al fantasma le divierte la película “Los Cazafantasmas”, sobre todo el espectro de la bibliotecaria. Dice que le recuerda a una tía suya.
30bis. Aunque me señala que el diseño gráfico de algunos de los fantasmas que salen en la película no son muy realistas. Lo supongo, le digo.
30bis2. Viendo al espectro de la bibliotecaria, me pregunto cómo será esa tía
suya.

________________________________________
Documentación:
• Los Cazafanasmas: 1984. Director: Iván Reitman. Reparto: Bill Murray, Dan Aykroyd, Sigourney Weaver, Harold Ramis.
• Don Quijote y el Capitán Ahab: Si no sabes quienes son no merece la pena que te lo explique. Léelos.

Serie: El fantasma de mi desván.
Día 5:

En alguna ocasión me han preguntado cómo conocí al fantasma que habita en el desván de mi casa. Os lo explicaré: Desde que tengo uso de razón puedo ver fantasmas. De pequeño pensaba que todo el mundo podía verlos también y eso me trajo algunos problemas, pero no fue hasta años más tarde que comprendí que esa capacidad mía de ver espectros y espíritus solo la poseíamos algunas pocas personas. Desconozco el motivo. Debo aclarar que solo cuando un fantasma así lo quiere permite ser visto por un vivo. Yo, sin embargo, puedo ver al fantasma siempre, quiera o no quiera el espíritu ser visto. A veces he pensado si no estaré muerto, pero no, no lo estoy, lo he comprobado. Pero me estoy yendo por las ramas, será mejor que me centre. Hace un tiempo vivía en una torre de vecinos en el centro de la ciudad. Allí habitaban un grupo de fantasmas que se pasaban el día asustando a los residentes. Tiempo después se descubrió que la torre había sido construida sobre un antiguo cementerio. Pero eso es otra historia. Sigamos. Dada mi excepcional capacidad sensorial, y por causas que se me escapan, entablé amistad con algunos de ellos, en concreto con los que tenían la costumbre de habitar en el ascensor. A los pocos años me mudé a la casa de campo que heredé de mi abuela. Algunos de los fantasmas del ascensor me acompañaron a mi nueva casa. La mayoría de ellos no se establecieron de forma definitiva, sino que iban y venían o me visitaban periódicamente. Sin embargo, una noche descubrí en el desván a un fantasma que no se comportaba como el resto. Este espíritu vivía en el rincón más apartado de mi casa y, por muy extraño que parezca, le asustaban los ratones del desván. El resto de la historia ya la conocéis por lo que os he contado otros días. Es curioso, pero desconozco el nombre del fantasma. Será una tontería, pero no me atrevo aun a preguntárselo. A algunos de vosotros no os parecerá una gran historia, pero tened en cuenta que no es fácil convivir con fantasmas, espíritus, ánimas y demás entidades espectrales. Todos los seres ectoplásmicos son difíciles de tratar y, además, siempre impresiona hablar con un fantasma.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportanciacuentos sin importancia 37-El fantasma de mi desván-dia1cuentos sin importancia 37-El fantasma de mi desván-dia2cuentos sin importancia 37-El fantasma de mi desván-dia3cuentos sin importancia 37-El fantasma de mi desván-dia4cuentos sin importancia 37-El fantasma de mi desván-dia5

________________________________________

Anuncios