Etiquetas

, ,

• Cuentos sin importancia, nº36:

Senderos de flores de hadas.

Una mañana de primavera, caminando con mi abuelo por el jardín de casa, me dijo:
– ¿Ves esas florecillas que parecen formar un sendero?
– Sí, abuelo. – le contesté – Están agrupadas de una forma muy curiosa ¿verdad?
– Es cierto. Cuando era joven, mi abuelo me contó que son las hadas del jardín las que lo hacen.
– No lo entiendo, abuelo. ¿Las hadas del jardín?
– Sí. – me dijo sonriendo – Cuando las hadas sobrevuelan el jardín, o andan por el bosque, su magia hace que, por donde pasan, crezcan flores. Preciosas flores de hadas, las llamaba mi abuelo.
– ¡Genial! – le dije.
– Así que ya sabes. Cuando pasees por un jardín o un bosque, y veas flores que forman hileras, como caminos de flores, son las hadas, que han pasado por ahí.
Desde entonces, cada vez que paseo por un parque o un jardín o un bosque, busco senderos de flores y cuando encuentro uno me digo: por aquí han andado hadas. Será una tontería, pero, ese día, soy más feliz.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportanciaCuentos sin importancia 36 - Senderos de flores de hadas

________________________________________

Anuncios