Etiquetas

,

Las enseñanzas de Fray León nº26• Las enseñanzas de Fray León, nº26:

Una madrugada de agosto, mientras hacíamos pan en la cocina del monasterio, le pregunté a Fray León:
– Fray León, ¿Cómo es Dios?…, físicamente quiero decir.
Fray León, colocando una bandeja de masa dentro del horno, me respondió:
– ¿Qué pasa…, que dependiendo de su apariencia física así creerás en Él o no? – dijo riendo.
– ¡Oh, no!… no es eso – dije algo avergonzado – supongo que es por curiosidad.
– Pues verás, eso depende – respondió Fray León. – Para empezar, para que podamos ver a Dios es necesario que compartamos con Él la misma realidad…, salvo que Él quiera entrar en nuestra presencia, claro.
– ¿La misma realidad? – le pregunté intrigado.
– Sí. Por ejemplo, tú me ves a mí y yo te veo a ti porque ambos compartimos una misma realidad. Sin embargo, estamos de enhorabuena, – dijo sonriendo – ¡Dios ya había pensado que nos haríamos esa pregunta!… Porque Dios ya ha compartido nuestra realidad cuando se encarnó… Por eso sabemos cómo es Dios en nuestro mundo, físicamente, al menos…: Dios es Jesús, y Jesús es Dios-con-nosotros.
– Pero eso sucedió hace más de 2000 años. ¿Cómo podemos saber hoy día cómo es Dios?… No tenemos ningún retrato suyo.
– ¡Oh, eso no es cierto!… porque Dios nos dejó una fotografía suya.
– ¿Una fotografía?… pero si en aquella época no se habían inventado aun las fotografías.
– ¿Ah, no?… ¿y entonces qué crees tú que es la Sábana Santa de Turín?… Verás…, si me lo preguntas, yo creo…, estoy convencido…, que la imagen que se ve en ese lienzo es la de Jesús…, la de Dios-con-nosotros…
En todo caso, cuando estemos en su presencia, después de esta vida física, sabremos la verdad de cómo es Él, porque le veremos tal cual es.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso

________________________________________

Anuncios