Etiquetas

,

• Cuentos sin importancia, nº14:

Mi primer salmón.

Cerca del pueblo de mis abuelos transita un caudaloso rio, escondido en lo más profundo del bosque. Mi padre me llevaba con él a pescar en verano. Nos lo pasábamos genial. Mi padre me enseñó a cebar el anzuelo y a lanzarlo con la caña. Me enseñó a recoger el hilo cuando algún pez picaba y a sacarle el anzuelo de la boca con cuidado. Recuerdo mi primer pez: un pequeño salmón que me pareció una ballena. ¡Cómo tiraba! Estuve a punto de caerme al agua en un par de ocasiones. Durante toda mi lucha con el salmón, mi padre me observaba orgulloso y me daba consejos, pero no me ayudaba, lo cual se lo agradecí toda la vida. Finalmente logré sacarlo del agua y mi padre lo recogió con la red. Lo metimos en la cesta y nos lo llevamos a casa. Os aseguro que nunca me ha sabido más sabroso el pescado.

©Luis Jesús Goróstegui Ubierna
@ObservaParaiso
#CuentosSinImportancia

Cuentos sin importancia 14 - Mi primer salmon

________________________________________

Anuncios