Etiquetas

• Cuentos sin importancia, nº1.

Prólogo.

Una mañana de verano mi madre me pidió que bajara unas cajas del desván. Mientras las buscaba encontré un pequeño baúl escondido bajo una alfombra. Dentro había unos libros viejos. Me entretuve un rato hojeándolos. Uno de ellos me llamó la atención. Lo cierto es que no sé exactamente por qué. Quizás su portada o quizás su encuadernación de una época pasada.
Me lo bajé junto a las cajas pedidas. Le enseñé el libro a mi madre y le pregunté si lo conocía.
– ¡Oh, sí! Es el libro de los cuentos sin importancia de tu abuelo.
– ¿Cuentos sin importancia? – pregunté intrigado.
– Sí. Cuando se jubiló, tu abuelo se distraía escribiendo pequeños cuentos. A él le gustaba llamarlos “Cuentos sin importancia” porque, decía, realmente eran eso.
Me puse a hojear el libro. Estaba lleno de relatos breves, manuscritos; mi abuelo tenía una letra bonita. De vez en cuando un pequeño dibujo iluminaba algún relato. Subí a mi habitación y me puse a leerlo.

@ObservaParaiso
#CuentosSinImportancia

Cuentos sin importancia 1 - prologo

________________________________________

Anuncios