Etiquetas

, , ,

Hoy os propongo meditar el canto del Magnificat (Lucas 1,46-55):Magnificat - foto1azul

• Magnificat:

“Alaba mi alma la grandeza del Señor,
y mi espíritu se alegra en Dios, mi salvador;
porque ha puesto2200 los ojos en la pequeñez de su esclava.
Desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor obras grandes el Poderoso,
santo es su nombre,

y Su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los de corazón altanero.
Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes.
A los hambrientos colmó de bienes
y despidió a los ricos con las manos vacias.

Acogió a Israel, su siervo,
Acordándose de la misericordia
– como había anunciado a nuestros padres –
a favor de Abrahán y de su linaje por los siglos.”

(Lucas 1,46-55)

El cántico de María se inspira en el cántico de Ana, 1S 2,1-10 y en muchos otros pasajes del AT. Además de las principales afinidades literarias, obsérvense los dos grandes temas:
1.- Los pobres y humildes socorridos en detrimento de los rcos y poderosos, So 2,3+; ver Mt 5,3+.
2.- Israel objeto del favor de Dios, ver Dt 7,6+, etc., desde la promesa hecha a Abrahán, Gn 15,1+; 17,1+.

Lucas debió dar con este cántico en el ambiente de los “pobres”, donde quizás lo habían atribuido a la Hija de Sión; estimó oportuno ponerlo en labios de María, incluyéndolo en su relato en prosa.
(Fuente: Nota a Lc 1,46. Biblia de Jerusalen, Ed. Desclée De Brouwer, 2009)Magnificat - foto2

________________________________________

Anuncios