Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como ya sabéis los que visitáis con cierta frecuencia este blog, de vez en cuando me da por escribir algún relato de ficción, que yo llamo “Hipótesis”. Hoy publico la siguiente. La número 30. Se titula “Declaración Universal Stryntäld”, y espero que os guste. ¿Me acompañáis?… ¿Sí?… Pues vamos…hipotesis30-coches volando en la ciudad1bis

!Por fin llegó la hora de salir! – pensó Nooll cuando oyó la sirena del colegio que indicaba que era la hora de volver a casa.
Lo cierto es que le gustaba ir al colegio, pero era evidente que, a sus 12 años, preferia jugar con sus amigos en lugar de tener que estudiar todo lo que le enseñaban en clase. Por eso, nada más oir la sirena, se despidió de sus amigos con un ¡hasta luego…, quedamos para jugar esta tarde al baloncesto donde siempre!… que se oyó tres manzanas más lejos, y salió corriendo.
Nooll vivía no muy lejos del colegio, por lo que en el aero-bus que circulaba a siete niveles de altura por las calles de la ciudad, llegaba en cinco minutos a casa.
Cuando llegó, entro gritando:

– ¡Hola!… ¡Ya estoy en casa!… ¡Mamá…!

Nooll tuvo que repetir los gritos tres veces hasta que su madre salió del laboratorio que tenian en el sotano, desde donde trabajaba para una empresa de diseño y construcción de propulsores cuánticos hiperlumínicos. Su madre, Taiy, era física especializada en partículas de alta densidad y desde hacia cinco años trabajaba en un nuevo prototipo, con la suerte de poder hacerlo desde su propia casa. Su padre era ingeniero en una empresa de diseño y fabricación de robots, pero él tenía que ir a la empresa para trabajar.

– Hola Nooll – le dijo su madre. – ¿Qué tal hoy en el cole?
– ¡Muy bien! – le respondió Nooll muy contento. – En la última clase hemos estado hablando de las distintas civilizaciones inteligentes que se conocen actualmente, y de sus características y diferencias.
– ¡Eso es muy interesante!… Nooll…. ¿Qué te ha parecido? – le preguntó mamá.
– ¡Oh!… ¡mola eso de ser tan distintos…! – le respondió Nooll.
– Bien… Ven…, vamos a merendar… – le dijo Taiy.
– Mamá…, hay una cosa que no acabo de entender muy bien… – le dijo Nooll mientras se comía un enorme y sabroso bocadillo…
– ¿Qué es, cariño? – le preguntó su madre.
– Sé que hay dos galaxias que conocemos…, la GVL y la GECM…, con muchos planetas habitados por distintas especies inteligentes…, y que habrá más galaxias más lejanas con más seres inteligentes en ellas…, sin embargo la GVL solo estuvo originalmente habitada por humanos, procedentes de la Tierra, desde donde se expandieron por toda la GVL…, mientras que la GECM desde el principio estuvo habitada, que conozcamos ahora, por 15 especies inteligentes que construyeron 15 civilizaciones, como nosotros los humanos…, aunque es posible que existan en la GECM alguna civilización más que aun no conozcamos…
– Eso es correcto, hijo. ¿Cuál es tu duda, entonces? – le preguntó su madre.
– Lo que no entiendo muy bien es porqué una galaxia solo generó una especie inteligente…, los humanos…, mientras que la otra generó 15. ¿Por qué no generaron ambas el mismo número de especies inteligentes…?
– Bueno… – le respondio su madre son una sonrisa – yo creo que eso es cuestión de probabilidad…. verás… en cierto sentido cada galaxia es independiente de las otras…, hay galaxias que, como la GVL, solo tienen una especie inteligente autóctona…, hay galaxias que tendrán solo dos…, hay galaxias que tendrán tres…, hay galaxias, como la GECM, que tienen 15…, incluso podrán existir galaxias que no tengan ningua especie inteligente… Mira…, te pondré un ejemplo… ¿Te acuerdas cuando fuimos a casa de los abuelos y vivos como les daba de comer granos de maíz a las gallisaurio?
– Si… ¡me acuerdo de que casi me muerden la mano cuando las quise dar yo de comer…! – dijo Nooll.
– Imagina que cada gallisaurio es una galaxia, y que cada grano de maíz es una civilización de seres inteligentes… Cuando el abuelo les echó los granos de maíz, algunas gallinas comieron solo un grano…, otras comieron dos…, otras tres…, hubo algunas que se pusieron moradas de maíz y otras, en cambio, que no comieron ninguno… Pues algo similar sucede en la realidad, no todas las galaxias tienen el mismo número de civilizaciones inteligentes viviendo en sus planetas.
– ¡Ah…! Creo que ya lo entiendo… – dijo Nooll. – pero… ¿Por qué somos tan diferentes entre si?
– ¿De verdad crees que somos tan diferentes? – le preguntó su madre.
– ¡Pues claro…! – le respondió Nooll – Los humanos somos… ¡así!… – y se señaló de arriba abajo -, sin embargo, mi amigo Isit, que es un A’ethëru, parece un abisal marino…, mi amigo Garsay, que es un Nyboläm, parece un delfín…, Awora, que es una Wanëen, tiene alas…, Jicha, que es una Nikürn, es prima lejana de los tigres…, ja ja ja… – dijo riendo – Atnd, que es un Unëwa… con esa piel ceniza…, Brikimran, una Arutätsu, parece un insecto… me recuerda una mezcla de mantis y araña…, Undsay, un Waküme… con sus orejas de murciélago…, Dyack, que es un O’nysäth, es igualito a una planta… de esas exóticas…, y además están mis compañeros que son Senhaëth, Sasricäl, Soröd, Nuhimäron, Këyu, E’shinün y Narähi… que parecen casi humanos…, al menos andan y se mueven como nosotros…, pero no lo son… no del todo…!Claro que somos distintos, mamá!

Su madre le miró, sonriendo, le acarició la cabeza y le dijo:

– ¡Pero eso son solo diferencias físicas, Nooll!… Eso no hace distinto en esencia a nadie…, igual que no hace distinto a alguien tener distintas costumbres, o distintas creencias éticas, morales o religiosas…, o vestir de forma distinta… Por comer diferente tipo de comida…, por ser hincha de un equipo deportivo diferente… o, incluso, por tener una historia diferente…, no somos, en esencia, distintos… ni mejores ni peores… Nadie debe ser discriminado por ninguna de esas diferencias…, en verdad todos son iguales… ¡todos somos iguales!… y merecemos ser tratados con los mismos derechos y las mismas obligaciones que todos los demás… ¡Recuérdalo siempre Nooll!
– ¡Pues a mi los Nuhimäron me caen fatal! – protestó Nooll.
– Eso no es verdad, Nooll… En todo caso será alguno de tus amigos Nuhimäron el que te cae mal, pero no todos los Nuhimäron… y seguro que tú tienes también algo de culpa en eso… ¿verdad? – le dijo su madre.
– Supongo que si, mamá. – dijo Nooll, un poco avergonzado.
– Bueno, y ahora… ¿no tienes un partido de baloncesto?… – le recordó mamá. – ¡Anda!… cámbiate de ropa y vete a jugar… ¡corre!
– ¡Si, mamá! – dijo riendo Nooll.

Nooll salió corriendo, se cambió de ropa y se fue al parque que estaba enfrente de su casa. Sus amigos ya estaban jugando. Su madre se asomó a la terraza del salón de casa y vió como Nooll jugaba con el resto de sus amigos del colegio… Vió como se reía y discutía con el resto de chicos y chicas…, vió como le robaba el balón a Dyack, con su morfología de planta exótica…, vió como ayudaba a levantarse del suelo a Unëwa… con esa piel ceniza tan especial…, vió como Nooll intentaba quitarle el balon a una Narähi, aunque con los cuatro brazos de la chica moviéndose a la vez Nooll lo tuvo imposible…, vio como ayudaba a encestar a Awora, que pasaba volando sobre la canasta…, incluso vio como le pasaba el balón a un Nuhimäron…
Taiy estaba muy orgullosa de su hijo… y sabía que sería alguien importante de mayor…, pero no porque llegara a ser rico y poderoso…, sino porque respetaría a todas las personas por igual, independientemente de ser de una especie u otra… ¡Estaba segura!

Nooll estaba asomado a la gran ventana de la biblioteca del Alto Consejo Inter-Galáctico. Hoy era un día importante y necesitaba calmarse. A pesar de sus 58 años, siempre le relajaba recordar sus días de colegio…, con todos sus amigos y compañeros… y recordar a sus padres. Aunque su madre había fallecido hacia ya 8 años, la seguía teniendo muy presente en sus pensamientos. Su padre aun vivía, y a pesar de sus 88 años, se mantenía sano y en forma… Siempre pensaba Nooll que su padre llegaría a los 100 años, y rezaba para ello.
Nooll era muy consciente que les debía a sus padres y a la educación recibida de ellos, el que ahora fuera lo que es… Vicepresidente del Alto Consejo Inter-Galáctico, y que estuviera a punto de hacer público la declaración que iba a proclamar en pocos minutos ante todas las autoridades galácticas… Una declaración que era el premio a toda una vida de honesta actividad diplomática entre todas las especies inteligentes conocidas de las galaxias exploradas.

– Señor… es la hora. – le avisó su secretario.
– Si. Ya voy. – le respondió Nooll.

Nooll salió de la biblioteca y se dirigió a la gran sala principal del Alto Consejo. Se trataba de un gran hemiciclo en el que se debatían, aprobaban o suspendían las reglas que el Alto Consejo ponía en práctica en los diversos planetas. Subió al escenario desde donde proclamaría la declaración, y, mientras le presentaban, observó a los asistentes. Estaban allí representantes de todas las civilizacioes actualmente conocidas de la GVL y de la GECM. Le parecía estar en el colegio rodeado de todos sus compañeros procedentes de las 16 civilizaciones galácticas conocidas. Era evidente que la declaración que estaba a punto de proclamar era el resultado de las buenas relaciones existentes actualmente entre las 16 civilizaciones galácticas, y que el hecho de ser él el encargado de hacerla pública solo era debido a que durante toda su vida su comportamiento había sido ejemplar. Aunque Nooll habia sido el principal promotor de esta Declaración, realmente, ésta habia sido resultado del esfuerzo conjunto de muchas personas pertenecientes a varias civilizaciones, pero todas se habían puesto de acuerdo para ceder el honor a Nooll de proclamarla oficialmente… Era la forma que tenían de expresarle su cariño y admiración.
El presidente de la cámara finalizó su presentación y Nooll comenzó su discurso:

– Estimadas autoridades galácticas…, queridos amigos:
Seré breve… ¡ninguno queremos llegar tarde a la cena!… ¿verdad? – dijo Nooll sonriendo… junto con el resto de los asistentes. – Hace unos instantes…, mientras estaba esperando este momento…, gracias señor presidente de la cámara por su amable presentación…, pensé cuanto habia cambiado nuestra forma de vida en estos últimos casi 300 años…, sobre todo para nosotros los humanos…, aunque creo que también para el resto de civilizaciones galácticas aquí presentes. Proceso que nos ha traído, finalmente, hasta hoy, con la solemne proclamación de la Declaración de Derechos y Obligaciones Universales que voy a tener el honor de presentar.
Todo empezó cuando se produjo el primer contacto entre los Humanos y los Senhaëth. En ese momento los humanos tuvimos respuesta a una pregunta que nos hacíamos desde el principio de los tiempos… ¿Estamos solos en el universo?… Y la respuesta es ¡NO!… En los siguientes 200 años, gracias a la mediación de los Senhaëth supimos de la existencia del resto de civilizaciones inteligentes actualmente conocidas de la GECM…, 15 por ahora…, con las que entablamos una amistosa y provechosa relación diplomática y comercial. Sin embargo, ha sido durante los últimos decenios cuando nuestra mutua comprensión nos ha llevado a conocernos mejor y a rechazar cualquier tipo de discriminación entre todos nosotros por cualquier motivo de diferencias morfolóficas y fisiológicas, o diferencias de creencias éticas, morales o religiosas, o simplemente por el diferente gusto en las modas y nuestras propias costumbres e historia… Todo ello nos ha llevado a realizar la Declaracion que nos ocupa hoy. No quisiera terminar sin antes alabar el apoyo recibido por parte de todas las Civilizaciones Galácticas aquí presentes, sin cuya ayuda no habría sido posible dicha Declaración Universal. Es notorio que el texto de esta Declaración se ha elaborado a partir de las Declaraciones de Derechos previamente existentes en nuestras propias civilizaciones, extendiendo su alcance a todas las civilizaciones conocidas actualmente y a las que posiblemente sean contactadas en un futuro y que se comprometan a adoptar las reglas de convivencia aquí declaradas, para el buen porvenir de todos.
Permitidme, ahora, que lea la Declaracion de Derechos y Obligaciones Universales…, dice así:

• Declaracion de Derechos y Obligaciones Universales:
Adoptada y proclamada por la Resolución del Alto Consejo Inter-Galactico 103592-W (XIX) del 18 de diciembre del año 33.050 d.C.

“El Alto Consejo proclama la presente

Declaración de Derechos y Obligaciones Universales como ideal común por el que todas las Civilizaciones Galacticas deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos, obligaciones y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter interplanetario, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los planetas de las Civilizaciones Miembros como entre los de los territorios y planetas colocados bajo su jurisdicción.

El significado de la palabra “persona” se amplia para abarcar a cualquier miembro de las Civilizaciones Galácticas que adopten las reglas de convivencia aquí declaradas.

Artículo 1

Todos los personas galácticas nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Artículo 2

1. Toda persona tiene todos los derechos, obligaciones y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna morfológica, fisiológica, de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen planetario o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o intergalactica del planeta, país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un planeta o país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 3

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su pesona.

Artículo 4

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre. La esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

Artículo 5

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, incivilizados o degradantes.

Artículo 6

Todo ser galáctico tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 7

Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Artículo 8

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales galacticos competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Artículo 9

Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Artículo 10

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

Artículo 11

1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley galáctica y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.

2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o planetario. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

Artículo 12

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia física o virtual, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Artículo 13

1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado nacional o planetario.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país o planeta, incluso del propio, y a regresar a su país o planeta.

Artículo 14

1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país o planeta.

2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Civilizaciones Galácticas Unidas.

Artículo 15

1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad planetaria.

2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad planetaria ni del derecho a cambiar de nacionalidad planetaria.

Artículo 16

1. Las personas, masculinas o femeninas, de cualquier Civilización Galactica, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad planetaria o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.

3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado planetario.

4. Está permitido el matrimonio entre miembros de distintas especies galácticas siempre que sean compatibles morfológica y fisiológicamente y no se contradiga ninguna de las clausulas anteriores del presente artículo.

Artículo 17

1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.

2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.

Artículo 18

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras galacticas, por cualquier medio de expresión.

Artículo 20

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Artículo 21

1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su nación planetaria, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.

2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su nación planetaria.

3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.

Artículo 22

Toda persona, como miembro de la sociedad galáctica, tiene derecho a la seguridad planetaria, y a obtener, mediante el esfuerzo planetario o nacional y la cooperación interplanetaria, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Planeta o Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 23

1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.

3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad galáctica y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección planetaria.

4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Artículo 24

Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

Artículo 25

1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios planetarios necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección planetaria.

Artículo 26

1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad galactica y el fortalecimiento del respeto a los derechos galacticos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las civilizaciones galacticas y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Civilizaciones Galacticas Unidas para el mantenimiento de la paz.

3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Artículo 27

1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad galáctica, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.

2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

Artículo 28

Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden galáctico social e interplanetario en el que los derechos, obligaciones y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

Artículo 29

1. Toda persona tiene deberes y obligaciones respecto a la comunidad galáctica, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.

2. En el ejercicio de sus derechos, obligaciones y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos, obligaciones y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática galáctica.

3. Estos derechos, obligaciones y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Civilizaciones Galacticas Unidas.

Artículo 30

Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Planeta o Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos, obligaciones y libertades proclamados en esta Declaración.”

En cuanto Nooll terminó de leer la Declaración, todo el hemiciclo irrumpió en un atronador aplauso. Nooll, saludó a los asistentes y salió del escenario emocionado. Se dirigió donde estaba su padre esperándole.

– Mamá estaría muy orgullosa, hijo. – le dijo su padre con una sonrisa y, abrazándole, de dio un beso.hipotesis30-galaxia1b

INFORME: “O’moring87/It’ver’aet26-H30”

La Declaración de Derechos y Obligaciones Universales ha sido, sin ninguna duda, el acontecimiento más importante para la implantación de unas relaciones intercivilizaciones galácticas óptimas, estables y duraderas, lo cual ha permitido que el nivel de bienestar galáctico alcanzara los niveles actuales.

• Nooll Stryntäld Sabelkin (32.992 d.C. – 33.085 d.C.): Vicepresidente del Alto Consejo Inter-Galactico. Principal promotor de la Declaración de Derechos y Obligaciones Universales, más conocida como Declaración Universal Stryntäld.
• Taiy (32.960 d.C. – 33.042 d.C.): Física especializada en partículas de alta densidad. Madre de Nooll.
Darird (32.962 d.C. – 33.063 d.C.): Ingeniero en una empresa de diseño y fabricacion de robots. Padre de Nooll.

Es importante encuadrar los hechos aquí narrados en su marco histórico. Para ello, veamos un breve resumen cronológico:

• 2618 – Primer asentamiento permanente humano en un planeta externo al Sistema Solar (en el Planeta Altair).
Inicio de la expansión de la humanidad por la Galaxia Vía Láctea (GVL).
• 5100 apróx. – Fecha oficial de la finalización de los asentamientos humanos por la galaxia.
– Inicio de un periodo de paz y prosperidad.
• 10.000 apróx. – Fin del periodo de paz y prosperidad.
• 10.121 – 4 de Julio – inicio de la Primera Guerra Galáctica (1ªGG).
• 12.234 – Fin de la 1ªGG. Inicio del Periodo de Decadencia.
– Debido a los efectos debastadores de la 1ªGG, los planetas habitados perdieron el contacto entre ellos. Los humanos que los habitaban llegaron a pensar que estaban solos en la Galaxia Via Láctea (GVL).
• 17.500 – Fin del Periodo de Decadencia. Inicio del Nuevo Renacimiento.
• 29.951 – Fin del Nuevo Renacimiento
– 1er. Contacto entre los humanos de la Tierra con humanos del planeta Varnewë en la GVL. A partir de entonces, los humanos volvieron a establecer contacto entre los distintos planetas de la GVL donde vivian. En total, los planetas y lunas de la GVL habitados por humanos eran unos 1500, aproximadamente.
• 32.453 – 5 de Julio – Primer asentamiento humano en un planeta externo a la Galaxia Vía Láctea: en el Planeta Gianaëi (inicialmente Planeta Esperanza) de la Galaxia Enana Canis Mayor (GECM).
• 32.763 – 28 de Septiembre – Primer contacto entre los humanos de la GVL y habitantes de la Galaxia Enana Canis Mayor (GECM), en concreto del Planeta Senhaë: los Senhaëth.

En el 32.763 d.C. se produjo el primer contacto entre humanos y seres de otra galaxia, distinta a la Vía Láctea, en concreto del Planeta Senhaë de la GECM. Tras ese primer contacto, el Alto Consejo Inter-Galáctico promovió diversas expediciones con el objetivo de entablar relaciones diplomáticas y económicas con nuevas civilizaciones. A diferencia de la Vía Láctea, en la que todos sus habitantes procedían de la misma civilización humana, originada en el planeta Tierra, en la GECM convivían diversas civilizaciones, cada una de ellas con su propio origen independiente del resto.

En la fecha en que los Humanos y los Senhaëth contactaron, en la GECM existía la llamada Corporación de Planetas, entidad que, de forma similar al Alto Consejo Inter-Galáctico de los humanos en la Via Láctea, regulaba las relaciones entre los diversos planetas miembros de dicha Corporación.
La GECM era una galaxia que no había sido totalmente explorada por aquellas civilizaciones más avanzadas técnicamente que en ella habitaban, por lo que la Corporacion de Planetas solo agrupaba a las 15 civilizaciones inteligentes conocidas hasta la fecha en la GECM.
Gracias a la intervención mediadora de los Senhaëth, a lo largo de los siguientes 200 años (entre el 32.763 y el 32.963, aproximadamente) los humanos entablaron relaciones diplomáticas y comerciales con las 15 civilizaciones miembros de la Corporacion de Planetas de la GECM.
Tanto el Alto Consejo Inter-Galáctico de la GVL como la Corporacion de Planetas de la GECM se fundieron en un nuevo y reforzado Alto Consejo Inter-Galáctico, de Civilizaciones Galácticas, encargado de regular las relaciones entre las distintas civilizaciones conocidas o por conocer.
Dichas relaciones diplomáticas y comerciales entre ambas galaxias, permitieron y fomentaron que todas las civilizaciones involucradas, tanto la humana como las 15 de la GECM, se establecieran en muchos de los planetas ya habitados de ambas galaxias, lo cual favoreció la interrelación entre especies, así como que se colonizaran nuevos planetas vírgenes por parte de dichas civilizaciones. Así mismo se establecieron protocolos de actuación conjuntos entre varias civilizaciones para promover las exploraciones tanto en las dos galaxias habitadas como en otras galaxias más lejanas, con el objeto de establecer contacto con otras civilizaciones.

Las 16 civilizaciones miembros del Alto Consejo Inter-Galactico, y firmantes de la Resolución 103592-W (XIX) de la Declaración de Derechos y Obligaciones Universales del 18 de diciembre del año 33.050 d.C., son las siguientes (indicamos algunas de sus características):

En la GVL:

1. Humanos: Procedentes originariamente del planeta Tierra en la GVL, a partir del cual se expandieron a lo largo de la GVL. Habitan gran parte de los planetas de la GVL.

En la GECM:

2. Senhaëth: Procedentes del planeta Senhaë. Viven en un solo planeta, aunque disponen de estaciones espaciales, así como yacimientos mineros en diversas lunas cercanas. Morfología semi-humana. Civilización pacífica y amable. Poseen capacidades telequinéticas.
3. Sasricäl: Procedentes originariamente del planeta Sasricä. Habitan cinco planetas (Sasricä, Imäni, Irowämako, Sonä e Iwäyo) y varios cientos de lunas y satélites, todos ellos localizados en el Sector-Y44 de la GECM. Poseen alta capacidad tecnológica. La diplomacia no es su fuerte. De carácter fuerte y algo brusco. Valoran el honor y la valentía. Morfología semi-humana. Muscularmente fuertes pero de baja estatura, no suelen alcanzar el 1,65m.
4. A’ethëru: Procedentes originariamente del planeta A’ethër. Potencia militar. Controlan todo el Sector-X3D de la GECM. Habitan en 250 planetas, aproximadamente, y varios miles de lunas. Muscular y físicamente imponentes, poseen características morfológicas que evidencian su origen evolutivo de alguna especie abisal marina autóctona, aunque actualmente son bípedos terrestres. Respiran oxigeno aunque soportan altas concentraciones de acido sulfúrico en el aire.
5. Soröd: Procedentes originariamente del planeta Soröhd. Civilización Zem. Son pacíficos y muy reservados. De gran altura física. Morfología semi-humana. Viven solo en el planeta Soröd y sus tres lunas (Luräy, Vorhät y Antäs). Debido a la alta concentración de metano de sus atmósferas, tanto del planeta como de sus tres lunas, requieren máscaras de respiración cuando visitan otros planetas.
6. Nyboläm: Procedentes originariamente del planeta Nyboläth. Civilizacion eminentemente acuática. Fisiológica y morfológicamente están adaptados para poder vivir tanto bajo el agua como en tierra. De configuración semi-humana. Son bípedos. Poseen un sistema dual branquia-pulmón poderosamente eficaz. Evidentemente han evolucionado a partir de alguna especie marina autóctona. Aunque son capaces de hablar, entre ellos prefieren usar una comunicación a base de frecuencias ultra-sónicas de baja densidad, indetectables por el resto de civilizaciones.
7. Nuhimäron: Procedentes originariamente del planeta Nuhimär. Habitan tres planetas y cinco lunas. Disponen de biotecnología de alta eficiencia. Excelentes cazadores. De gran longevidad, llegan a alcanzar los 300 años (Año Estándar Galáctico). Disponen de naves bio-espaciales aunque sin armamento bélico. Morfología semi-humana. El planeta dispone de grandes bosques con árboles gigantes donde viven los Nujimäron. Comparten planeta con los Eürith: especie submarina semi-inteligente.
8. Wanëen: Procedentes originariamente del planeta Wanhë. Bíperos, disponen de dos fuertes y grandes alas que les permiten volar. Expertos en el diseño y construcción de aeronaves estelares y propulsores hiperlumínicos.
9. Nikürn: Procedentes originariamente del planeta Nikür. Bípedos de constitución felina. Fieros guerreros. Altos y muy fuertes. Muchos son reclutados como soldados para la guardia de la Corporacion de Planetas de la GECM.
10. Këyu: Procedentes originariamente del planeta Këyuth. Expertos mineros. Son capaces de ver en la oscuridad. De fuerte constiucion física. Morfología semi-humana. Civilización pacífica aunque algo orgullosa. Buenos diplomáticos.
11. E’shinün: Procedentes originariamente del planeta E’shinü. Debido a las muy bajas temperaturas de su planeta, están perfectamente adaptados para resistir frios intensos. Cuando habitan otros planetas, viven en las zonas polares, preferentemente. En caso contrario, sus hábitats disponen de la tecnología para mantiener las temperaturas propias de su planeta origen. Su sangre posee altas concentraciones de anticongelante natural. Morfología semi-humana. Son expertos cazadores. Disponen de tecnología para construir naves espaciales y motores cuánticos.
12. Unëwa: Procedentes originariamente del planeta Unëwan. Expertos burócratas. Civilización pacífica aunque sin sentido del humor, de piel ceniza. Se toman todo al pie de la letra, sin captar dobles sentidos. Morfología semi-humana. Suelen trabajar en tareas administrativas.
13. Narähi: Procedentes originariamente del planeta Naräh. Civilizacion pacífica. Han sabido compaginar su respeto por las antiguas tradiciones con su alto nivel tecnológico. Expertos diplomáticos. Altos, de constitución elegante y bípedos. Poseen grandes ojos capaces de ver a grandes distancias. Tambien poseen capacidades telepáticas. Tienen cuatro brazos.
14. Arutätsu: Procedentes originariamente del planeta Arutätsun. Buenos comerciantes. Disponen de tecnología para construir naves espaciales y cargueros interplanetarios. De morfología semi-insectivora, poseen manos prensiles.
15. O’nysäth: Procedentes originariamente del planeta O’nysä. Civilizacion pacífica. Su morfología física delata su similitud con algún tipo de planta autóctona, aunque se sospecha que dicha morfología es debida más a modificaciones genéticas provocadas que a un proceso evolutivo natural. Su lenguaje está basado en sonidos supra-frecuenciales cuánticos. Cuando tienen que comunicarse con alguien de otra especie, utilizan un traductor universal simultáneo.
16. Waküme: Procedentes originariamente del planeta Wakümeh. Habitan en 10 planetas y 43 lunas, todos ellos en el Sector-K6F de la GECM. Civilización semi-pacífica, de morfología semi-humana. No atacan si no son atacados, pero en la guerra son temibles. Expertos músicos, con grandes pabellones auriculares. Casi todo su armamento está basado en tecnología sónica.

————
N. del A.:
SI QUIERES LEER MIS PEQUEÑOS RELATOS DE FICCIÓN, ENTRA EN LA PÁGINA DE ESTE BLOG: “HIPÓTEIS-RELATOS”. https://observandoelparaiso.wordpress.com/hipotesis-relatos/

________________________________________

Anuncios