Etiquetas

, , , ,

Hoy os propongo meditar el prólogo del Evangelio según San Juan (Jn 1,1-18) y, más en concreto, fijarnos en los versículos 12 y 13. Muy interesante:

• El Prólogo Cristológico de Juan:jn 1 1-18 - prologo en sabana santa

• Las dos versiones de Jn 1, 12-13:

Los grandes manuscritos griegos del cuarto Evangelio – todos ellos posteriores al año 300 – refieren estos versículos 12-13 a los creyentes:

“Pero a todos los que la recibieron, a los que creyeron en su nombre, les dio poder de ser hijos de Dios; los cuales nacieron no de las sangres o de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del varón, sino de Dios.”

No disponemos de ningún manuscrito o papiro del cuarto Evangelio del periodo que va de los años 100 al 200. Por eso resulta extraño que los autores de esa época que citan Jn 1,12-13 – unas siete u ocho veces – empleen siempre la lectura singular: el cual nació no de la voluntad de la carne…”

Se trata de textos de Ireneo, Tertuliano, Justino, Hipólito. Lo cual nos hace pensar en un amplio marco geográfico. Y solo a finales del siglo II encontramos la lectura plural; esto ocurre en Alejandría, en Egipto.

Y Tertuliano da una explicación: se trata de una falsificación de Jn 1,13; para fundamentar en un texto bíblico sus teorías sobre el origen divino y renacimiento de los “elegidos”, de los “espirituales” o “perfectos”, los gnósticos valentinianos hicieron ese cambio.

• Cuadro sinóptico de las dos lecturas:jn 1 12-13 - cuadro sinoptico

La lectura en plural es atestiguada por todos los manuscritos del cuarto Evangelio. Los grandes manuscritos griegos de los Evangelios son todos del siglo IV o de una fecha más tardía. Antes de esta fecha tenemos dos papiros Bodmer P66 y P75, que podemos situar hacia el año 200 y también tienen la lectura en plural. Se encuentra también en plural en Clemente de Alejandría (muerto en 215) y en Orígenes (muerto en 254), aunque éste conocía también la versión en singular.

• ¿Qué quiere decir que Jesús “no nació de las sangres”? (sangres, en plural):

Lo que se quiere decir es que el nacimiento de Jesús se produjo sin efusión de sangre en la madre. Dicho de otra manera, en el nacimiento de Jesús no hubo pérdida de sangre en su madre, por lo cual tampoco hubo impureza ritual.
De la Potterie se admira de la correspondencia entre Jn 1,12-13 y Lc 1,34-35:jn 1 12-13 - cuadro sinoptico Jn y Lc

Según esta concordancia, el nacimiento virginal es el “signo” de la filiación divina de Jesús. La ausencia de un padre humano en la concepción de Jesús y el nacimiento “santo” de Jesús se sitúan en la esfera del “signo”.
El Hijo de Dios ha nacido de una mujer. Juan la llama siempre “la madre de Jesús”. Con todo, Jesús es siempre – para el cuarto Evangelio – el Hijo único de Dios, el Templo de su presencia. Él es el Hijo de dios hecho hombre y que tomó su humanidad de María.

(Fuente: El texto procede del libro: “Mariología”, de José C.R. García Paredes. BAC, Madrid 2005. Pags. 126-131.)virgen maria - foto1

________________________________________

Anuncios