Etiquetas

, ,

Bernini_extasis_santa_teresa_00Disfrutad de la impresionante obra escultórica “Extasis de Santa Terasa”, de Lorenzo Bernini:Bernini_extasis_santa_teresa_01Bernini_extasis_santa_teresa_03Bernini_extasis_santa_teresa_04Bernini_extasis_santa_teresa_07Bernini_extasis_santa_teresa_08Bernini_extasis_santa_teresa_09Bernini_extasis_santa_teresa_10Bernini_extasis_santa_teresa_11Bernini_extasis_santa_teresa_12Bernini_extasis_santa_teresa_13Bernini_extasis_santa_teresa_14

• Estudio para el rostro de Santa Teresa:Bernini_extasis_santa_teresa_06

La obra del escultor y pintor Gian Lorenzo Bernini, fue realizada entre 1647 y 1651, por encargo del cardenal Cornaro, para ser colocada donde iría su tumba, en la iglesia de Santa María de la Victoria (Santa Maria della Vittoria), en Roma, donde actualmente se encuentra, en la llamada Capilla Cornaro. Está considerada una de las obras maestras de la escultura del alto barroco romano.

Representa a Santa Teresa de Jesús, escritora mística y reformadora de la sociedad religiosa, que fue beatificada en el año 1614 por Paulo V (canonizada en 1622).Bernini_extasis_santa_teresa-17Bernini_extasis_santa_teresa_05

Las dos figuras principales que centran la atención derivan de un episodio descrito por santa Teresa de Ávila en uno de sus escritos, en el que la santa cuenta cómo un ángel le atraviesa el corazón con un dardo de oro. La escena recoge el momento en el que el ángel saca la flecha, y la expresión del rostro muestra los sentimientos de Santa Teresa, mezcla de dolor y placer. Según sus propias palabras:

“Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. El dolor era tan fuerte que me hacia lanzar gemidos, mas esta pena excesiva estaba tan sobrepasada por la dulzura que no deseaba que terminara. El alma no se contenta ahora con nada menos que con Dios. El dolor no es corporal sino espiritual, aunque el cuerpo tiene su parte en él. Es un intercambio amoroso tan dulce el que ahora tiene lugar entre el alma y Dios, que le pido a Dios en su bondad que haga experimentarlo a cualquiera que pueda pensar que miento…” – Santa Teresa de Avila.

• La capilla Cornaro:Bernini_extasis_santa_teresa_capilla_cornaro_general_02

La capilla Cornaro es una obra total de Gian Lorenzo Bernini muy característica del arte barroco para conseguir la integración de todas las artes juntas.
La capilla pertenece de la familia de Caterina Cornaro y se encuentra en la iglesia de Santa Maria de la Victoria, Roma. Es un altar en cuya fornicula se encuentra el grupo escultorico: Éxtasis de Santa Teresa en composición diagonal. A los laterales se abren unos palcos donde están la familia Cornaro presenciando el acto.
Como elementos arquitectónicos, destacan las columnas, entaulamientos y frontones que forman el espacio de la capilla. Y por último, hay mucho colorido en los elementos anteriores. También juega un especial papel la luz procedente de la parte superior.
La finalidad de esta obra es incentivar a los fieles la piedad frente a ese hecho.Bernini_extasis_santa_teresa_balcon lateral2-16Bernini_extasis_santa_teresa_balcon lateral1-15

• Gian Lorenzo Bernini (Nápoles, 7 de diciembre de 1598 – Roma, 28 de noviembre de 1680).
Fue uno de los artistas más sobresalientes del barroco italiano. Su actividad artística no se reduce a la escultura, también fue arquitecto, pintor, dibujante y escenógrafo; concibió espectáculos de fuegos artificiales, realizó monumentos funerarios y fue autor teatral. Su arte es la quintaesencia de la energía y solidez del barroco en su apogeo.
En la escultura, su gran habilidad para plasmar las texturas de la piel o de los ropajes, así como su capacidad para reflejar la emoción y el movimiento, eran asombrosas.Bernini-escultura autorretrato1

• Autorretrato de Lorenzo Bernini, en 1623:Bernini-c1623

• Autorretrato de Lorenzo Bernini, aproximadamente en 1625:Bernini_self-portrait_oxford

• Autorretrato de Lorenzo Bernini, entre 1630 y 1635:Bernini_2

• Lorenzo Bernini, en 1665, pintado por Giovanni Battista Gaulli:Bernini-autorretrato-1665

Pincipales obras:

Arquitectura:

• Plaza de San Pedro
• Iglesia de Sant’Andrea en el Quirinal
• Capilla del marqués Raimondi en San Pietro in Montorio, Roma
• Colegiata de Ariccia
• Iglesia de San Tomás de Villanova (Ariccia)
• Palacio Montecitorio
• Palacio Chigi Odescalchi
• Scala Regia del Vaticano
• Escalera convexa del Atrio de la Iglesia de San Francisco, en Quito (Ecuador)

Monumentos:

• Baldaquino de San Pedro (1624) – Bronce, en parte dorado, Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
• Sepulcro de Urbano VIII (1627-1647) – Bronce dorado y mármol, figuras a tamaño mayor que el natural, Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
• Sepulcro de Alejandro VI
• Cátedra de San Pedro
• Elefante Obeliscoforo (1667-1669) – Mármol, Plaza de Santa Maria sopra Minerva, Roma
• Capilla Chigi en Santa Maria del Popolo
• Capilla Cornaro
• Altar del Santísimo Sacramento
• Capilla Raimondi
• Fuente de los Cuatro Ríos (1648-1651) – Travertino y mármol, Plaza Navona, Roma
• Fuente de la Barcaccia
• Fuente del Tritón

Esculturas:

En estas composiciones el artista plasma el momento culminante del drama, mostrando la gracia y la expresión de los personajes. Pero sobre todo, lo que fascina de estas obras es el virtuosismo, la naturalidad, el efecto de materialidad y de claroscuro. Por otro lado, resulta novedosa la relación de las esculturas con el espacio circundante, ya que están concebidas para ser observadas desde un punto determinado, no para ser rodeadas y vistas desde cualquier ángulo.

• San Lorenzo de la Retícula (Martirio de San Lorenzo) (1614-1615) – Mármol, 66 x 108 cm, Colección Contini Bonacossi, Florencia
• La Cabra Amaltea (1615) – Mármol, Galería Borghese, Roma
• San Sebastián (h. 1617) – Mármol, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid (depósito de la sociedad Omicron)
• Eneas, Anquises y Ascanio (1618-1619) – Mármol, altura 220 cm, Galería Borghese, Roma
• Rapto de Proserpina (1621-1622) – Mármol, altura 295 cm, Galería Borghese, Roma
• Apolo y Dafne (1622-1625) – Mármol, altura 243 cm, Galería Borghese, Roma
• David (1623-1624) – Mármol, altura 170 cm, Galería Borghese, Roma
• San Longino (1631-1638) – Mármol, altura 450 cm, Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
• Busto de Scipione Borghese (1632) – Mármol, altura 78 cm, Galería Borghese, Roma
• Busto de Costanza Bonarelli (h. 1635) – Mármol, altura 70 cm, Museo Nacional del Bargello, Florencia
• Busto del Cardenal Richelieu (1640-1641) – Mármol, Museo del Louvre, París
• La Verdad (1645-1652) – Mármol, altura 280 cm, Galería Borghese, Roma
• Éxtasis de Santa Teresa (1647-1652) – Mármol, capilla Cornaro, Santa Maria della Vittoria, Roma
• Daniel y el león (1650) – Mármol, Santa Maria del Popolo, Roma
• Busto di Francesco I d’Este (1650-1651) – Mármol, altura 107 cm, Galería Estense, Módena
• Constantino (1654-1670) – Mármol, Palacios Pontificios, Ciudad del Vaticano
• Habacuc y el ángel (1655) – Terracota, altura 52 cm, Museo Sacro, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano
• Busto de Luis XIV (1665) – Mármol, altura 80 cm, Museo Nacional de Versalles, Versalles
• Ángel con la corona de espinas (1667-1669) – Mármol, tamaño mayor que el natural, Sant’Andrea delle Fratte, Roma
• Busto di Gabriele Fonseca (1668-1675) – Mármol, más grande que el natural, San Lorenzo in Lucina, Roma
• Luis XIV a Caballo (1669-1670) – Terracota, altura 76 cm, Galería Borghese, Roma
• Éxtasis de la beata Ludovica Albertoni (1671-1674) – Mármol, capilla Altieri-Albertoni, San Francesco a Ripa, Roma

________________________________________

Anuncios