Etiquetas

, ,

Como ya sabéis los que visitais con cierta frecuencia este blog, de vez en cuando me da por escribir algún relato de ficción, que yo llamo “Hipótesis”. Hoy publico la siguiente. La número 25. Se titula “Sueños”, y espero que os guste. ¿Me acompañáis?… ¿Sí?… Pues vamos…hipotesis25-chiringuito1

Hoy he tenido un curioso sueño. Intentaré explicarlo ahora que aun lo tengo reciente, porque me servirá más adelante. Bueno…, explicarlo no sería la palabra adecuada…, mejor empezaré contándolo y ya veremos donde nos lleva…

Yo estudié Robótica en la Universidad de la ciudad Tyari, del planeta Rithe. Se trata de un pequeño planeta de clase Phari-3. Sin embargo tiene cierta importancia interplanetaria, ya que se encuentra en una ruta comercial estelar importante.

Los sueños son raros ¿verdad? En ellos se mezclan cosas reales y otras imaginarias… El caso es que acababa de terminar una clase de “Mimetismo Intermolecular”, y me encontraba charlando con mis compañeros sobre lo que podríamos hacer el fin de semana… Uno quería volar a lomos de un águila Aesri, del planeta Ilisti…, otro recorrer el profundo océano de metano de la luna Ahlöra…, había quien, incluso, quería organizar un safari para cazar dragones Bealdath, en el planeta Notkim, más allá del Anillo de Radraëm.

Lo cierto es que yo tenía la mente en otra cosa. Hacía unos días habíamos hecho un examen y estaba previsto que la nota se publicara hoy. En general el examen me salió bien, pero hubo una pregunta que me tenía preocupado.
Sabía que la respuesta a esa pregunta que había holografiado en el examen era correcta, pero me tenía inquieto porque no sabía si el jurado consideraría suficientemente argumentado dicha respuesta. Yo había puesto lo siguiente: …“De la clase principal debemos fijarnos como se crea una instancia de Thread y se le pasa una instancia de la clase que implementa Runnable, y luego como se invoca al método Start.”… lo cual, aunque mejorable, es esencialmente adecuado…, pero no se…

Cuando me quise dar cuenta, mis compañeros ya habían decidido pasar el fin de semana en las Grutas de Antimonio Tromboidal de Emashess…, por lo que decía la gente, era un sitio genial para cazar Eliotropos de cola verde… lo cual no era muy lógico, pues, como todo el mundo sabe, los eliotropos son plantas…, pero bueno ¿Quién puede analizar lógicamente un sueño?… sigamos.
Le pregunté a Niyurun:

– ¿Dónde se supone que publican esta vez las notas del examen de “Empatía Subcutánea Hemistofélica”?
– Pues no tengo ni idea – me respondió – el profesor P’perkin se cree muy gracioso publicando las notas cada vez en un sitio… ¡el muy pelagatos inadaptado!…, será mejor que preguntes en Secretaría…

Le hice caso, y me fui de ahí, dejando a mis amigos planificando la excursión. Lo último que les oí discutir es sobre cúal sería el mejor sistema para cazar eliotropos: si usar los nuevos modelos de Martillos de Sismunio Retroalimentados, que acababan de sacar al mercado, o usar las Redes de Sinergia Cognitiva…, que no tenía ni idea de lo que era… pero al parecer mis compañeros sí…
Llegué a la Secretaría…, aunque no sé muy bien como…, no tengo constancia de haber andado nada… – algún día estudiaré si estos tele-transportes que se producen en los sueños tienen alguna aplicación práctica en la realidad, porque no estarían mal poder usarlos… – el caso es que entré. Me quedé helado… Ahora que estoy despierto, recuerdo claramente que la Secretaría era una sala amplia, correctamente amueblada, con un gran mostrador de Caoba de Rayosia, desde la que la secretaria atendía a los alumnos. Sin embargo, en mi sueño, la sala ya no era una sala…, era un chiringuito de playa… y la secretaria no era la simpática señora Nyelia…, sino una enorme Criatura Smooshboo, una especie del planeta Theras’l que se creía extinguida…, al parecer el tipo había querido llevar la contraria a todos los antropólogos de la galaxia y había decidido no extinguirse hasta que…, según decía él… porque era macho y se llamaba Sigfredo…, le eligieran mister-galáctico en el certamen que cada siglo se celebra en el Pantano Septentrional Aguadulce del planeta Zh’tasim…, lo cual es como pedir peras a un olmo, pero ya se sabe lo que son estos sueños…
Sin embargo, el tal Sigfredo se las apañaba bien tras la barra del mostrador…, a pesar de sus tres metros de alto y dos de ancho, de sus enormes garras, su cola de cuatro metros de largo cubierta de afilados huesos puntiagudos duros como una roca, y su enorme cabeza… con esa pedazo de bocaza, con sus tres filas de afilados dientes…, y sus enormes ojos rojos, que paralizaban el corazón de cualquiera que los mirara fijamente…, no es broma, es honíricamente cierto…, menos mal que era un buen tipo, aunque a veces, cuando reia…, ¡pobre de aquel que estuviera delante en ese momento!…, lo mandaba al otro barrio…, cuatro calles más abajo.
Cuando entré, Sigfredo estaba atendiendo a otro compañero…, el caso es que había cinco personas delante de mí esperando ser atendidos… asi que me puse a esperar… al parecer había algún tipo de problema, ya que Sigfredo no paraba de gesticular. ¡Y entonces fue cuando la vi!… justo delante de mi… alta, delgada, el pelo negro, largo, ojos rasgados, mirada felina… ¡preciosa!
Nunca la había visto y, sin embargo, como suele suceder en los sueños…, al menos en este…, sabía que se llamaba Natsumi. Era alumna de intercambio entre mi universidad y la de la ciudad de Thatëse, del planeta Dütivy, junto a la Nebulosa Dulyn… No se si a vosotros os pasa, pero a mi me suele suceder… en mis sueños conozco un sinfín de detalles de lo que sueño, como en este caso, los datos de procedencia de Natsumi… lo cual me viene genial para mi vida real…
Natsumi acababa de mudarse a la ciudad y venia a matricularse en mi universidad. Sus padres eran astrobiólogos y se dedicaban a estudiar y catalogar la vida sideral. Viajaban en una enorme astronave, “La Perséfone”, un hipercarguero estelar espectacular, recorriendo la galaxia buscando y analizando las diversas clases de animales y plantas de los planetas que visitaban. Hay quien afirma que eran traficantes, pero se carecían de pruebas para demostrarlo.
Hay un aspecto que no he mencionado de Natsumi… No era humana. Sin embargo eso no me sorprendió, ni mucho menos…, en los sueños, ya se sabe, las cosas más asombrosas se asumen con naturalidad, mientras que las cosas naturales a veces son más difíciles de asimilar. Lo único que la hacia humana era su aspecto físico. Era lo único humano en ella.
Todo esto lo supe nada más con verla…, ventajas de los sueños… Al colocarme detrás de ella noté que se fijó en mí. Se dio la vuelta, me miró, me sonrió y, con un rápido movimiento, sacó su larga lengua bífida de serpiente…, dos veces. A mi me pareció natural… ¿porqué no?… Yo la miré a los ojos… unos hermosos ojos verdes fuego. Entonces me dijo:

– ¿Sabes que el campo antropomórfico del sublímite Nushinyn es consanguíneo con el protoplasma intramolecular del ácido desoxirribonucleico de triple hélice?… Yo nunca lo habría creido, pero me lo ha asegurado el bedel…. ¡Hola!… me llamo Natsumi, ¿y tú?…
Arotsun – la respondí.
– Esta tarde organizan una fiesta en la Cueva del Cíclope… Me han dicho que es el mejor antro de todo el campus… ¿te vienes?…

Entonces… como siempre sucede, en lo mejor del sueño… me desperté.
Me levanté, y aquí me teneis…, escribiendo todo esto, no sea que se me pierda por el subconsciente. Como dije al principio, este sueño me servirá más adelante…, lo sé… no es la primera vez que sueño…
Si habéis leído hasta aquí, supongo que tendréis curiosidad en saber en qué me puede servir este sueño… Veréis, yo trabajo en la empresa Kohi, en el departamento de “Diseño Psico-Morfológico”. La empresa se encarga de construir robots…, robots de aspecto humano… y mi departamento provee a los nuevos modelos de todas aquellas características psico-morfológicas de última generación que hacen que el aspecto físico y el comportamietno psíquico de los robots sea óptimo. Además incorporamos a cada modelo nuevo una historia personal propia, de forma que cada robot es único psíquicamente, es decir, dotamos a cada robot de personalidad propia, o dicho de otra manera, cada robot posee su propia biografia, como si fuese humano: asignamos a cada robot un aspecto físico propio, le damos un nombre completo, lugar y fecha de nacimiento, datos de su familia, abuelos, padres, hermanos, si los hubiera…, estudios realizados, hobbies…, es decir, todo… Diseñanos las características geográficas e históricas de la ciudad y el planeta en que, supuestamente, ha nacido cada robot, incluyendo fauna y flora del lugar. Inclusive incorporamos en algunos modelos marcas morfológicas… cicatrices… en partes de su cuerpo biológico, para lo cual es necesario implantar en el cerebro cuántico del robot la historia, convincente, de la causa de dichas cicatrices. Todo ello hace de cada robot un ejemplar único, lo cual revaloriza su valor de cara a los posibles compradores. Evidentemente no somos la única empresa que dota a sus robots de personalidad propia, pero sí somos los mejores en ello.
Yo soy el director del departamento… y el responsable de proponer nuevas personalidades y ahí es donde me son muy útiles los sueños.
Evidentemente todos los robots son seguros para la integridad física de las personas que los adquieren…, todos los robots poseen las Tres Leyes de la robótica…, aunque cada robot tenga su propia personalidad en función de los datos de su propia biografía implantada en su cerebro.
Aunque parezca mentira, llega un momento en que, tras haber imaginado todo tipo de aspectos físicos y haber ideado todo tipo de datos biográficos, te quedas en blanco… no se te ocurre nada más… o te cansas del trabajo y lo dejas. Eso les pasó a los anteriores directores. La mente humana tiene un límite y cuando se llega a él, ya no eres capaz de imaginar nada nuevo…, todo son variaciones de lo ya imaginado…, el trabajo deja de motivarte… y para una empresa como Kohi eso es inaceptable…, Kohi necesita que sus diseños sean totalmente innovadores, y eso significa no repetir diseños anteriores, ni siquiera similares… deben ser nuevo…, nuevos en todo.
Por eso me eligieron a mi como nuevo director…, por mis sueños. Por ellos soy especial. De ellos obtengo toda la información. Durante mis horas de sueño mi mente imagina nuevos planetas, nuevas ciudades, nuevas historias…, cada vez que sueño, lo hago con personas que tienen vidas nunca hasta ahora imaginadas, mi imaginación no tiene fin. Hace ya 50 años que soy el director del departamento y todavía sigo soñando nuevas historias…, imaginando nuevos aspectos físicos para los nuevos robots…
Paradójicamente mis responsables en la empresa inputan mi imaginación sin fin a un “fallo” en mí… una enfermedad… Evidentemente, nadie en la empresa quiere que ese “fallo” desaparezca de mí, aunque si quieren saber cual es la causa del mismo. Durante años fui sometido a diversas pruebas médicas con el objeto de averiguar dichas causas, sin embargo todo intento fue infructuoso, nadie supo localizar el origen del “fallo”. Con el paso del tiempo mis jefes se dieron por vencidos y no volvieron a hacerme ninguna prueba más. A mí nunca me ha importado saber cual es la causa de mis sueños y mi portentosa imaginación… hasta ahora. Últimamente me he preguntado si realmente mis sueños son fruto de un “fallo” o de un “acierto” en mí. Tras pensarlo mucho, he llegado a una conclusión: la única forma de saber la verdad es a través de mis sueños. Por eso les doy tanta importancia y en cuanto tengo uno, lo apunto para no olvidar ningún detalle y poder analizarlo después en profundidad.
De esa manera alcanzo dos objetivos a la vez: por un lado los sueños me dan datos para mis diseños de personalidad de los nuevos robots, y por otra me permiten estudiarme con más detalle. Confio en poder llegar algún día a saber la verdad.
Querido lector…, lector humano. Si te estás preguntando porqué tanto revuelo por mis sueños y por poseer una imaginación sin fin, te diré que se debe a un factor esencial que no te he dicho aun:
Me llamo Arotsun Therys’u Dan’ust… y soy un robot…

INFORME: “Ale’unt’al-61/Hin’on55-H25”

• El escrito del robot Arotsun Therys’u Dan’ust fue localizado entre sus pertenencias, junto a otros documentos, en los que describía sus sueños. El escrito en cuestión data aproximadamente del año 33.025 d.C. y se encuentra inconcluso.
A la vista de este y otros escritos similares, parece ser que el robot fue consruido en el departamento de robótica de la Universidad de Tyari, ciudad del planeta Rithe.
Arotsun desempeñó el trabajo de director del departamento de “Diseño Psico-Morfológico” de la empresa Kohi entre los años 32.975 d.C. y el 33.050 d.C., aproximadamente.
El escrito adquiere importancia al tratarse del primero en el que se dirije a los humanos. Los escritos anteriores a este carecen de un destinatario que no fuera el mismo robot. Existen teorías que afirman que el robot pudo llegar a ser una amenaza para la humanidad. Según esa hipótesis, este escrito podría haber sido la primera señal de alarma. Por ello se considera imprescindible continuar con el protocolo de investigación hasta lograr localizar el documento completo.
Actualmente se desconoce el paradero del robot, aunque, según la documentación analizada hasta el momento, pudo viajar a las remotas regiones del Anillo de Radraëm, aunque se carece de información contrastada sobre el objetivo de dicho viaje.
Arotsun Therys’u Dan’ust: Robot clase Tetsu. Poseedor de la incredible capacidad de soñar, con una imaginación portentosa, debido a algún leve desajuste cuantico cerebral.
Natsumi: Según el diseño soñado por Arotsun.hipotesis25-dibujo-chica-3

• Prioritario intensificar supra-analítica Nyaud’n-x6, Nivel Ine’on’oes77-1.
• Resultado de la desencriptación Poleyf’ck/3b5: Óptima.
• Intensifiquen protocolo Ald’orm’arr8-33/1.

Tres Leyes de la Robótica:
1ª ley: Un robot no puede causar daño a un ser humano ni, por omisión, permitir que un ser humano sufra daños.
2ª ley: Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, salvo cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
3ª ley: Un robot ha de proteger su existencia, siempre que dicha protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

————
N. del A.:
SI QUIERES LEER MIS PEQUEÑOS FRAGMENTOS DE FICCIÓN, ENTRA EN LA PÁGINA DE ESTE BLOG: “HIPÓTEIS-RELATOS”. https://observandoelparaiso.wordpress.com/hipotesis-relatos/

________________________________________

Anuncios