Etiquetas

, , , ,

Aquí tenéis el siguiente de mis breves fragmentos de ficción (Hipótesis). Espero que os guste: hipotesis14 - amanecer1

Fragmento de la transcripción de la 27ª clase de “Introducción a la Robótica”, impartida por el profesor Harkin Galve Foavarno, en la Universidad Sailon del planeta Astaldë de la Galaxia Vía Láctea. Curso de 1er grado. Primer trimestre del año 30.126 d.C.:

[…]
…bien, chicos…, como hemos visto, el cerebro cuántico de un robot es, con diferencia, el objeto más complicado que el ser humano ha construido jamás. Aunque, aun hoy, no sabemos realmente porqué funciona como funciona, …valga la redundante incoherencia… (se oyen risas al fondo de la clase)… ¡vale, vale! Menos risitas, ¡!eh!!… Tenéis que tener en cuenta que un cerebro cuántico está basado en principios biológicos, complementados con la imprecisión cuántica…, de ahí su nombre…, ya que la meta perseguida al construirlo siempre ha sido igualar al cerebro humano… lo de superarlo lo dejamos para la ciencia-ficción… (más risas al fondo…), y, aunque estamos cerca, aun no hemos llegado a ese nivel.
¡!A ver!!… pregunta: ¿pensáis que un robot puede tener sentido del humor?… pensarlo ¿vale?… y lo discutimos mañana.
Para terminar la clase de hoy, os contaré otra historia… (se oyen vítores al fondo…) ¡eh, eh!! Que la clase aun no ha terminado. ¡!Un poco de atención!¡ Diann, Umiko, Pedro… ¡silencio!… ya veréis como os gusta.
Atentos… que comienzo:

Nuestra historia tiene como protagonista humano a Noec Shyanen Chalordar. Solitario, distante. Trabaja de contable en el piso 124, sala 35B-derecha, cubículo 154, del edificio Poofböo de la empresa de Gestión de Auditorias Pookiebilänz, en Ustoor’c, ciudad del planeta Etaly, de la Galaxia Vía Láctea.
Noec es alto, joven (edad 33) e incluso alguna de sus compañeras de trabajo podría afirmar que tiene su aquél,…sin embargo, se siente cansado. No cansado físicamente, sino anímicamente. Vive solo en un pequeño apartamento de su propiedad, y aunque tiene buenas vistas al océano, no disfruta de ellas. Sus padres fallecieron cuando era muy joven a causa de un accidente en la empresa donde ambos trabajaban (aun se desconoce las causas reales que lo provocaron…). Cada día se levanta temprano, a la misma hora…, se ducha, desayuna y marcha a su cubículo. Horario de oficina de 08:00h a 15:00h. Su trabajo es sencillo pero monótono. A veces (…las más…) se queda haciendo horas extras (…nadie le espera…). Al salir de la oficina come algo en el restaurante de la esquina (…buena comida…), charla algo insustancial con la dueña y marcha a casa. Luego practica footing por el paseo marítimo y natación en la playa. Por la noche ve alguna holofilm y se acuesta no muy tarde. Cada día lo mismo… hasta que un día, mientras paseaba por la playa se topó con alguien que le cambió la vida…

Ustoor’c es una ciudad costera pequeña, pero de gran importancia estratégica, pues entre su industria se encuentra el mayor astillero espacial del planeta: el Ildust’i Shipyard Vaisseau Spatial.
En él se construyen las más modernas naves espaciales concebidas por el ser humano. 15.000 trabajadores, 9.000 de ellos robots especializados, propiedad del astillero, distribuidos en cinco fábricas. Aunque la construcción de las naves realmente se realiza en una de las estaciones espaciales cercana al planeta, propiedad también del astillero, en tierra se construyen aquellas piezas que por su complejidad necesitan un tratamiento especial.
Uno de esos robots es el co-protagonista de nuestra historia. Rakss-984. Robot de clase Oss, de aleación Ytherúnico87 metalizado, especializado, entre otras actividades, en la fabricación de los Generadores de Campo del “Propulsor Quiroga” de las naves. Dichos generadores son construidos, en el laboratorio Eëngha-147, en un ambiente de saturación de ácido Yrodeínico al 98%, lo cual obliga a que sean robots quienes lo hagan, ya que los humanos morirían, pues sus efectos tóxicos son acumulativos y no existe protección a largo plazo.
Rakss-984, como todos los robots, realiza su trabajo con precisión. Serio. Sin distracción posible. En el turno con horario de 08:00h a 15:00h, para evitar desgastes innecesarios y que puedan poner en peligro la seguridad del astillero espacial. Cada día, cuando finaliza su turno, marcha a su departamento, situado en el almacén 58, sala 541b, cubículo 654, en donde se conecta a la fuente de alimentación cuántica hasta el día siguiente. Sin vistas al océano, ni holofilms…, no los necesita…, es un robot. Cada día lo mismo.
El 30 de abril del año 30.115 d.C., por la noche, mientras Rakss-984 y el resto de robots descansaban en sus departamentos (…es un decir…, los robots no se cansan) y se recargaban de energía, sucedió algo. Una ola de plasma solar de magnitud Jeit-54 atravesó el planeta Etaly. Entre los diversos efectos que provocó a nivel planetario, fue el causante de un pico Steih-6, de energía Iry-52, en los almacenes del astillero Ildust’i, que, sin embargo, no fue detectado por los sistemas de seguridad astronómica de la ciudad.
A la mañana siguiente, todo parecía correcto. Los robots iban a su puesto de trabajo y los humanos al suyo. Sin embargo, el humano responsable del laboratorio Eëngha-147,… Marc Cadärn Yseult, se llamaba…, comprobó, sorprendido, que el robot Rakss-984 no estaba en su puesto (…!!Inaudito!! – pensó Marc). Tras una detallada búsqueda, lo encontraron asomado a una de las ventanas del comedor del astillero.

– ¿Qué haces aquí? – le preguntaron.
– Estoy viendo amanecer – respondió.

Los jefes de sección del astillero, sin poder salir de su asombro y perplejidad, en reunión urgente, decidieron retirar a Rakss-984 (… es decir, destruirlo, ya que salía más barato sustituirlo por otro, que pagar los carísimos análisis que podrían determinar la causa de su mal funcionamiento, más los carísimos costes para arreglarlo), …un robot capaz de apreciar la belleza de un amanecer era un peligro, …evidentemente, el robot se había dañado la noche anterior a causa de la ola de plasma solar – decían. Antes de destruirlo se procedió a desclasificar al robot, lo cual equivalía a dejar al robot sin identificación legal (legalmente ya no tenía dueño). Sin embargo, una vez desclasificado, cometieron un descuido. Mientras hacían los preparativos necesarios para sustituir al robot por otro, ordenaron a Rakss-984 que permaneciera en su departamento hasta nueva orden. Normalmente con esto hubiera bastado para que el robot obedeciera y no se moviera del sitio, sin embargo, en la situación actual, no fue así. Por casualidad, una mariposa accedió por una de las ventanas del almacén 58 y fue a posarse en el hombro de Rakss-984. Al intentar cogerla, la mariposa alzó el vuelo, y el robot la siguió. Como nadie esperaba ver un robot salir del astillero, nadie vio al robot salir a la calle.
¡!Imaginad la escena!!… un robot clase Oss por la calle, intentando coger una mariposa clase Zebra. Llega al paseo marítimo y desciende por el pequeño acantilado que da a la playa. En una hondonada la mariposa se detiene en unas flores y Rakss-984 con ella. Se agacha para verla mejor. En eso que llega Noec todo mojado, recién salido del agua. Ve al robot, pero al no saber de dónde procede no avisa a nadie. Noec había tenido en alguna ocasión contacto con otros robots tanto en su empresa como en algún taller de reparaciones, cuando tuvo que llevar su aerodeslizador a reparar.

– ¿Qué haces? – le preguntó al robot.
– Observando la mariposa – le respondió – dime…, ¿Por qué hay un estilo de natación que se llama mariposa, si ellas no saben nadar?

Noec no supo qué contestarle al robot. Sin embargo la pregunta hizo que Noec se interesara por el robot y como es que hacía ese tipo de preguntas. Nunca había visto nada igual. Casi parecía que el robot estuviese filosofando. Incluso Noec podría haber jurado que el robot lo dijo sonriendo, aunque eso es imposible ¡claro!
La curiosidad hizo que Noec tomase la decisión de llevarse al robot a su casa.

– ¿Cuál es tu nombre? – le preguntó.
– Rakss-984 – respondió el robot.
– ¿A quién perteneces? – le preguntó Noac.
– A nadie – le respondió Rakss, …y no mentía.

Durante los siguientes días Rakss vivió en casa de Noec. El robot parecía haberle cogido cariño. Mientras el joven estaba en la oficina, el robot permanecía en casa ordenándola y haciendo la comida. Incluso, comenzó a escribir un diario con sus impresiones de robot (casi se podría decir personales). Aunque parezca increíble, siempre parecía estar de buen humor. Cuando llegaba Noec, le acompañaba mientras hacia footing, incluso nadaba con él, ya que su estructura física le permitía tal actividad sin que se estropeara con el agua, y aun otras más sorprendentes. Cuando paseaban juntos, el robot mostraba admiración y curiosidad por todo. Lo más sorprendente eran las preguntas que hacía. Un día mirando a la estrella, Aröthi, sobre la que giraba el planeta, le preguntó a Noec:

– Si nuestra estrella Arothi emana calor ¿existen estrellas que emanen frío?

Una noche, observando las dos lunas del planeta, Iestu y Aene, le preguntó:

– ¿Cómo es que no chocan entre ellas?

Otro día le preguntó:

– Si dios juega a las canicas con los planetas ¿utiliza los agujeros negros como guá?

Y así, una tras otra:

– …Los pájaros cuando cantan ¿están riendo o llorando?…
– …¿Con qué sueñan los dragones?…
– …¿Por qué siempre hay alguien mirando al mar?…
– …¿A qué sabe el silencio?…

Y, aunque físicamente era imposible, daba la sensación que lo decía sonriendo. En una ocasión, le pidió a Noec que le comprara un violín, un manual para aprender a tocarlo y algunas partituras… ¡!Al cabo de un mes tocaba como los ángeles!! Incluso le obligó a Noec a comprarse otro para él y le enseñó a tocarlo también. En casa veían juntos los holofilms, los comentaban… !!Rakss presentaba una asombrosa capacidad para apreciar los aspectos más esencialmente humanos de las películas!! Noec deseaba, cada vez más, que llegara la hora de volver del trabajo y llegar a casa para poder hablar con el robot. La vida cambió para Noec. Ya no se sentía solo. ¡¡incluso empezó a disfrutar de las vistas del océano que tenía desde su casa!! Los días empezaron a tener interés para Noec. ¡!La vida era bella…!!
Noec se preguntó a qué se debía exactamente ese cambio, ya que, por si sola, la compañía del robot no podía ser suficiente, se decía. Y una tarde fue consciente de la razón. Estaba sentado junto al robot, viendo en la holoTV un programa de humor, en el que se contaban chistes,… ¡!Y ambos se estaba riendo!! El robot le había enseñado a disfrutar de la vida.

– …bien, ¿Qué os ha parecido? ¿Alguna pregunta?… ¿si Nyesia? – preguntó el profesor Harkin.
– ¿Qué fue de Noec y Rakss? – preguntó la joven.
– …que yo sepa, siguen juntos. Noec restableció antiguas amistades perdidas e incluso se casó con una de sus compañeras de Universidad. Dejó la empresa de auditorías, …porque no era lo suyo…, y se dedicaron a realizar viajes de exploración a otros planetas y Rakss les ayuda. A ellos se deben importantes descubrimientos de gran utilidad…, pero eso es otra historia.
– ¿Cómo podía Rakss reír? Los robots no ríen – preguntó Iyunin.
– En este caso, la ola de plasma solar provocó un pequeño desajuste en su cerebro cuántico que le permitía tener sentido del humor. Lo cual era lo que necesitaba Noec ¿verdad? – le respondió Harkin, con una sonrisa.
– ¡!Siiiiii!! – respondieron todos los alumnos al unísono, riendo.

Vale…, por hoy es todo… Mañana veremos en el laboratorio cómo se genera una subrutina molecular Isk-96 en el cerebro cuántico de un robot… modelo Ienthy-105 (se oyen murmullos de asombro al fondo de la clase)… vale, vale ¡eh! (dice Harkin, con una sonrisa cómplice)…, no os olvidéis traeros el equipo de análisis Truzwäránico ¿vale?… ya sabéis que sin él no podremos hacer nada ¿de acuerdo?… ¡!Karan, Imiho, Daniel, Alealia!!… eso va por vosotros también, ¿oído?…
[…]

INFORME: “JYT-9541/Ard’it-88/Ad’old”
Harkin Galve Foavarno (30.091 d.C. – 30.178 d.C.): Ingeniero de Robótica e Inteligencia Artificial, imparte el curso “Introducción a la robótica” en el 30.126 d.C., en la Universidad Sailon del planeta Astaldë, de la Galaxia Vía Láctea.
Noec Shyanen Chalordar (30.082 d.C.-30.185 d.C.): Contable y explorador, natural de Ustoor’c, ciudad del planeta Etaly, de la Galaxia Vía Láctea.
Rakss-984 (construido en el 30.040 d.C.): Robot de clase Oss, de aleación Ytherúnico87 metalizado, especializado en la fabricación de los Generadores de Campo del “Propulsor Quiroga”.

Resultado de la desencriptación-Sn’is41-shin: correcta.
Tramitada supra-analítica: Sul’r-7ây.
Intensifiquen protocolo Hin’bur-27ÑPW.

Las Tres Leyes de la Robótica:
1ª ley: Un robot no puede causar daño a un ser humano ni, por omisión, permitir que un ser humano sufra daños.
• 2ª ley: Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, salvo cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
• 3ª ley: Un robot ha de proteger su existencia, siempre que dicha protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Amanecer:hipotesis14 - viendo amanecer1

Robot Rakss-984 sujetando una mariposa:hipotesis14-robot rakssymariposa

————
N. del A.:
SI QUERÉIS LEER MIS PEQUEÑOS FRAGMENTOS DE FICCIÓN, VER LA PÁGINA DE ESTE BLOG: “HIPÓTEIS-RELATOS”.
————

________________________________________

Anuncios