Etiquetas

papa francisco - abrazo

Recién elegido Papa, dijo que los cardenales habían ido a buscar al nuevo obispo de Roma “casi al fin del mundo”. Adonde quiso trasladarse idealmente, por unos instantes, al alba del 19 de marzo. A las 3:30 de la mañana, hora de Buenos Aires (7:30 en Roma), inesperadamente el Papa Francisco hizo una llamada telefónica a dos horas de la celebración del inicio de su ministerio petrino. Pocos días antes era arzobispo de Buenos Aires: Jorge Mario Bergoglio quiso comunicarse directamente con la plaza de Mayo, de la capital argentina, colmada de fieles en vigilia desde horas para seguir en pantallas gigantes el inminente rito de la plaza de San Pedro. Acogidas entre fortísimos aplausos, estas son las palabras del Santo Padre que se oyeron en directo, en conexión telefónica, por megafonía:

“Queridos hijos, sé que están en la plaza; sé que están rezando.
Gracias pos las oraciones. Las necesito mucho.
Gracias por haberse reunido a rezar.
Es tan lindo rezar, porque es mirar hacia el cielo, mirar a nuestro corazón
y saber que tenemos a un padre bueno, que es Dios.

Gracias por eso.
Les quiero pedir un favor.
Que caminemos juntos todos.
Cuídense los unos a los otros.
Cuídense entre ustedes.
No se hagan daño.
Cuídense.
Cuiden la vida.
Cuiden la familia.
Cuiden la naturaleza.
Cuiden a los niños.
Cuiden a los viejos.
Que no haya odio, que no haya pelea.
Dejen de lado la envidia.
No le saquen el cuero a nadie.
Dialoguen.
Que entre ustedes este deseo de cuidarse vaya creciendo en el corazón.
Y acérquense a Dios.
Dios es bueno.
Dios siempre perdona.
Dios comprende.
No le tengan miedo.
Dios es padre.
Acérquense a Él.
Y que la Virgen les bendiga mucho.
Que ella como Madre les cuide.
Y por favor no se olviden de este obispo que está lejos, pero les quiere mucho.
Recen por mí.”

papa francisco - abrazo2

Fuente: http://www.osservatoreromano.va

Anuncios