Etiquetas

,

La asombrosa “Teoría del Paraíso Universal” enunciada por el profesor Vinnat-Senhä Lasnamorë Jok (21.747 – 21.852 d.C.) generó todo tipo de polémica y con objeto de aclarar dudas y responder preguntas, éste accedió a varias entrevistas.
Os mostramos a continuación algunas de las respuestas del gran teólogo y científico:

[…]
Pregunta: ¿Qué propiedades básicas deben cumplir las leyes universales?
Respuesta:
Existen varias propiedades, pero básicamente se pueden resumir en las siguientes:
• Simplicidad: Toda ley universal debe ser simple. (No confundir con sencilla).
• Belleza: Toda ley universal debe ser bella.
[…]
Pregunta: ¿Existe Dios?
Respuesta: Si
P.: ¿Por qué?
R.: No lo sé, pero cuando Le vea se lo preguntaré. (Sonríe).
P.: ¿Cómo sabe que existe Dios?
R.: Porque me lo dice el Alma.
P.: ¿Qué es el ser humano?
R.: Cuerpo, Alma y Espíritu.
P.: Es decir…
R.: El cuerpo es la carrocería; el Alma es el motor; el Espíritu es el combustible.
P.: ¿Es usted hombre de pocas palabras?
R.: Las necesarias.
[…]

hipotesis4- cuerpo-alma-espiritu

Pregunta: ¿Qué relación existe entre la ciencia y la religión?
Respuesta:
Ciencia y religión no son opuestas, sino complementarias.
La historia está repleta de grandes avances científicos debidos a personas religiosas.
Por ejemplo:
Copérnico (Toruń, Prusia, Polonia, 19 de febrero de 1473 – Frombork, Prusia, Polonia, 24 de mayo de 1543) fue sacerdote y astrónomo polaco, del renacimiento, que estudió la teoría heliocéntrica del Sistema Solar.
• En Genética, Gregor Johann Mendel (20 de julio de 1822 – 6 de enero de 1884) fue un monje agustino católico y naturalista nacido en Heinzendorf, Austria (actual Hynčice, distrito Nový Jičín,República Checa) que describió, por medio de los trabajos que llevó a cabo con diferentes variedades del guisante o arveja (Pisum sativum), las hoy llamadas leyes de Mendel que rigen la herencia genética.
• El sacerdote Georges Henri Joseph Éduard Lemaître (1894 –1966) fue el autor de la “Teoría de la Expansión del Universo”: el Big Bang.
Pierre Gassendi, sacerdote científico, fue un apasionado por la física y astronomía, filósofo del conocimiento. Fue el primer científico en medir la velocidad del sonido.

También tenemos múltiples testimonios de científicos a favor de la existencia de Dios:

Albert Einstein: Se conserva un testimonio, de su puño y letra, donde aclara su fe en Dios: «La generalizada opinión, según la cual yo sería un ateo, se funda en un gran error. Quien lo deduce de mis teorías científicas, no las ha comprendido. No sólo me ha interpretado mal sino que me hace un mal servicio si él divulga informaciones erróneas a propósito de mi actitud para con la religión. Yo creo en un Dios personal y puedo decir, con plena conciencia, que en mi vida, jamás me he suscrito a una concepción atea». Albert Einstein. (Deutsches Pfarrblatt, Bundes-Blatt der Deutschen Pfarrvereine,1959, 11).
Albert Einstein decía con frecuencia: “La Ciencia sin Religión es coja, y la Religión sin Ciencia es ciega”.
Robert Jastrow, científico y autor internacionalmente reconocido (fundador del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA, Profesor de Astronomía y Geología en la Universidad de Columbia, y Profesor de Ciencias de la Tierra en el Dartmouth College; figura relevante en el Programa Espacial Norteamericano, y Presidente del Comité de Exploración Lunar de la NASA) dice acerca del origen del universo: «El repentino nacimiento del Universo es un hecho científico probado… Fue literalmente el momento de la Creación».
• El italiano Carlo Rubbia, Premio Nobel de Física en 1984, afirmó: “Para mí está claro que esto no puede ser consecuencia de la casualidad. Hay evidentemente alguien haciendo las cosas como son”.
• En el XXI Congreso de Premios Nobel celebrado en Lindau (Alemania), el Profesor de la Universidad de Cambridge, Paul Dirac, Premio Nóbel de Física, uno de los físicos más destacados del siglo XX, afirmó que es necesario admitir la existencia de Dios en la creación del Universo, pues atribuirlo a la casualidad, no es científico.
Max Planck, Premio Nobel de Física, Profesor de Física Teórica y Director del Instituto Físico en la Universidad de Berlín, indiscutible patriarca de la Física del siglo XX y llamado con razón “el padre de la Física moderna”, dice: que es ley que “todo hombre imparcial tiene la impresión de que la Naturaleza está regida por una voluntad inteligente”.
Edmund Whittaker, Profesor de la Universidad de Edimburgo, se convirtió al catolicismo como fruto de sus investigaciones sobre el origen del Universo.
• Fueron grandes creyentes Newton y Kepler. Leverrier, descubridor del planeta Neptuno, fue un ferviente católico. Laplace murió como fervoroso cristiano asistido por un sacerdote. Galileo murió como buen cristiano en 1642.
Werner Heisenberg, Premio Nóbel por sus investigaciones sobre Física Nuclear, considerado como el físico más grande de todos los tiempos, dijo acerca de su fe: “Lo que sí creo es en Dios, y que de él viene todo. La teoría de un mundo creado, es más probable que la contraria, desde el punto de vista de las ciencias naturales. La mayor parte de los hombres de ciencia que yo conozco han logrado llegar a Dios”.
Werner von Braun, padre de la astronáutica y cerebro de los vuelos espaciales que han llevado el hombre a la Luna, manifestaba que era creyente y que todos los días oraba a Dios. Él decía: “El hombre tiene necesidad de fe como tiene necesidad de agua, de aire… Tenemos necesidad de creer en Dios”.
• El genial matemático Cauchy afirmó: “Yo soy cristiano, es decir, yo creo en la divinidad de Jesucristo con Tycho-Brahe, Copérnico, Descartes, Newton, Kepler, Fermat, Leibniz, Pascal, Grimaldi, Euler, Gauss, Guidin, Boscowich, Gerdil, con todos los grandes astrónomos, todos los grandes físicos, todos los grandes matemáticos de los siglos pasados. Yo también soy católico como la mayor parte de ellos; y si se me pregunta la razón, diré que mis convicciones son el resultado, no de prejuicios de nacimiento, sino de un examen profundo”.
• En la misma línea, el científico italiano Antonio Chichichi afirma: “El ateísmo no tiene a sus espaldas ni la Ciencia ni la razón. El ateísmo es un acto de fe. La única diferencia es que el ateo tiene fe en la nada, y el cristiano la tiene en Dios. Quien quiera profesar la fe en la nada, que continúe siendo ateo; pero…que no pretenda que su opción esté motivada por razones científicas”.
• Concluyamos con las palabras de Ángel Santos Ruiz, Catedrático de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid: “Ningún hecho científico, plenamente confirmado, ha tenido que rechazarse por estar enfrentado con la doctrina revelada… De hecho, ningún físico, químico, biólogo, etc., ha tenido que renunciar nunca a sus convicciones sobre Dios, el alma, la Ley Moral y lo sobrenatural, porque fueran incompatibles con su ciencia”.

P.: Ahora no parece hombre de pocas palabras.
R.: Solo las necesarias (vuelve a sonreír).
[…]

——
N. del A.:
Para más información, seleccionar la Categoria = “Hipótesis”.
——

Anuncios