Hoy os hablaré de una película por la que tengo debilidad manifiesta. Se trata de “La isla del fin del mundo” (Robert Stevenson, USA, 1974). Fui a verla cuando la estrenaron y se trata de la primera película de la que soy plenamente consciente de haber visto en el cine. Es más, es la única película que he ido a ver dos veces al cine.
Cuando la vi, lo que más me gustó fue el dirigible “Hyperión” en el que viajan los protagonistas, y desde entonces les tengo un especial cariño a dichas aeronaves.
La he vuelto a ver infinidad de veces y, aunque reconozco que la peli es hija de su tiempo, sigue gustándome: ya quisieran muchas películas actuales tener el sentido de la aventura que tiene esta.
Analicemos sus componentes:

• Al desarrollarse a principios del siglo XX, época de grandes exploradores y de terrenos inexplorados, el espíritu de aventura impregna toda la película.
• La utilización del dirigible “Hyperión” como medio de trasporte aporta un plus de espectacularidad difícil de igualar.
• El descubrimiento de “Astragard”, un “paraíso vikingo” en medio del frio polar, cual “Shangri-La” del Tíbet: fuente de la sabiduría eterna donde vivían seres inmortales en armonía perfecta con la naturaleza y el universo, le otorga un nivel de fantasía y leyenda soberbios.
La antigua creencia budista dice así: “Para llegar, no es preciso contar con un mapa o guías avezados, sólo es necesario estar preparado íntimamente. Entonces, lo inefable aparecerá ante la vista en todo su esplendor”. ¿Es “Shangri-La” el paraíso perdido donde habitan hombres perfectos, la “Kalapa” de los hindúes? ¿Es el valle oculto de “Kun Lun” donde, según los chinos, viven seres inmortales? ¿Es la “Tierra de las Aguas Blancas”, la “Bielovodye” rusa, aquella de los santos ermitaños de gran sabiduría? ¿O es “Chang Shambhala”, el lugar sagrado de los budistas donde se encuentra la fuente de la eterna sabiduría? Es todos y no es ninguno. Como los espejismos, está y no está. Sólo espera al peregrino de corazón límpido y espíritu abierto para ofrendarle sus misterios.
• La persecución a la que son sometidos los protagonistas, su lucha con orcas sobre una balsa de hielo, el tener que atravesar pasadizos subterráneos y escapar del agua torrencial y del magma volcánico, el descubrimiento del cementerio de ballenas, repleto de “ámbar gris”, componen una sucesión de espectaculares experiencias que trasportan al espectador a un mundo hiperbólico de aventuras.
• Mención especial merece el “Capitán Brieux”, constructor del dirigible “Hyperión”, cuyo ingenio y valentía permite a los protagonistas escapar del Godi y los guerreros que les persiguen.
• La destrucción final del “Hyperión”, cual “Hindenburg”, aporta un espectacular final.
• Sin embargo, el final real de la película no es más que el principio de una aventura mucho más misteriosa y espectacular: El “Consejo de Ancianos de Astragard” no permite que la expedición vuelva a su mundo a menos que uno de ellos se quede como rehén. El Profesor Ivarsson, sin embargo, se presenta voluntario para quedarse, porque, según dice, esta es la oportunidad de vivir la historia: “si algún día la humanidad es tan estúpida como para destruirse a sí misma, lugares como “Astragard” pueden llegar a ser el último refugio de la humanidad.”

  • Ficha Técnica:

TÍTULO: The Island at the Top of the World
AÑO: 1974
DURACIÓN: 94 min.
PAÍS: USA
DIRECTOR: Robert Stevenson
GUIÓN: John Whedon
MÚSICA: Maurice Jarre
FOTOGRAFÍA: Frank Phillips
REPARTO: Donald Sinden (Prof. Ivarsson), David Hartman (Sir Anthony Ross), Jacques Marin (Captain Brieux), Mako (Oomiak), David Gwillim (Donald Ross), Agneta Eckemyr (Freyja)
PRODUCTORA: Walt Disney Pictures
PREMIOS: 1974: Nominada al Oscar: Mejor dirección artística
GÉNERO: Aventuras. Fantástico | Cine familiar
SINOPSIS: A comienzos del siglo XX, Sir Anthony Ross, un hombre adinerado de Londres, organiza una expedición rumbo al Ártico con la esperanza de encontrar a su hijo desaparecido, pero lo que encuentra es un reino vikingo.

Aquí podéis ver unos trailers:
http://www.youtube.com/watch?v=sPVYYhrrSOg
http://www.youtube.com/watch?v=IjHnvAHr3is

isladelfindelmundoi-fotos1 la isla del fin del mundo1 la isla del fin del mundo2 La-isla-del-fin-del-mundo3

Los que ya habéis visto la película, espero que estéis de acuerdo conmigo (ya sé que sobre gustos, colores. En todo caso se trata de mi opinión).
Los que aún no la habéis visto, os animo a verla. Si después de leer esto y ver los trailers de youtube, seguís sin interesaros verla, pensad que, aunque la película no se puede igualar, respecto a los efectos especiales, a las películas actuales (aunque los efectos que tiene le dan un toque artesanal muy atractivo), sigue siendo una película muy recomendable. Pensad cómo sería con los efectos actuales.
Por ejemplo: si el “Hyperión” fuese del tipo de las imágenes siguientes: La cosa promete ¿verdad?

aereonave1 naves1

Anuncios