¡Qué difícil es encontrar a nuestra “media naranja”!
¡Qué doloroso es sentir!
Si escondes el corazón bajo una armadura: malo.
Si dejas sentir al corazón: peor. Supongo que lo ideal es el término medio… y confiar en la providencia.

Me ha venido esto a la cabeza al leer este fragmento del libro “Como agua para chocolate”:
‎”- ¿Me quiere? 
– No lo sé…
– Tita, respóndame.
– Le he dicho que no lo sé, déjeme pensarlo…
– ¿Cómo va a pensarlo? El amor no se piensa, se siente o no se siente.” 
“Como agua para chocolate” – Laura Esquivel”

La ilustración, sugerente ¿verdad?:

 

2chica-con-gato

Anuncios